Buscar

Después del Quijote, llegan los Reyes Magos en versión de Serra

AFP
20/05/2008 - 17:39

Después de sorprender y dividir el año pasado en Cannes con una versión minimalista de don Quijote y Sancho, el catalán Albert Serra vuelve este martes a la Quincena de Realizadores en compañía de unos Reyes Magos también muy sui géneris.

Existe una continuidad cierta entre el 'Honor de cavallería' y 'El cant dels ocells' ('El canto de los pájaros'), único exponente de la producción española este año en el Festival de Cannes, un relato que se podría resumir como un viaje de los tres Magos que pasa por el portal de Belén pero no termina ahí.

Continuidad en la elección de unos personajes que forman parte del acerbo colectivo, que observan largos silencios o repiten hasta la saciedad un número muy reducido de palabras o sonidos guturales. El blanco y negro, planos muy dilatados, la ausencia de acción, una banda sonora en primer plano...

Al mismo tiempo, 'El cant del ocells' es más fácil de ver que la anterior, tiene muchos toques de humor cansino, la cámara está más abierta a los paisajes y ambientes que rodean a los personajes.

Con todo, la película es tan atrevida como apasionado su director, que explica así a la AFP la evolución de un trabajo que volverá a cautivar a la crítica francesa más radical de Francia, donde la película tiene productor y distribución asegurada.

"El tema, como en 'Honor de cavallería', es una excusa que me gustaba mucho porque todo es mucho más vago, más etéreo todavía. De estos tres Reyes nadie conoce su personalidad, no hay ni rey negro, nada que motive el más mínimo conflicto dramático, la más mínima narrativa. Era un poco ir más lejos, volverlo todo más abstracto, más atmosférico incluso, a partir de los mismos elementos: ambientación histórica, actores no profesionales, todo en exteriores. Y blanco y negro para darle más seriedad, más homogeneidad, y un aire de película antigua"

- ¿Cómo ve Albert Serra sus personajes?

"Los Reyes Magos son íconos, como salidos de un retablo medieval, no tienen profundidad, son como imágenes no hieráticas del todo que tienen algo de primitivismo. La película se desarrolla desde lo más abstracto, el viaje, a lo más concreto, que es el encuentro con María, José y Jesús. Parece que narrativamente la película debería acabar ahí, pero no, continúa, no se sabe hacia dónde ni por qué. Se trataba de desestructurar completamente la historia. Aquí los personajes se ven más pequeños, para no repetirnos después de 'El honor de cavallería'. La poesía allí salía de los hombres, aquí no".

- La película evoca el momento de la Epifanía, de la Adoración.

"Quiero decir que no es una película sobre el cristianismo, no es una película religiosa, refleja el momento en que Cristo ha de nacer y aún no ha nacido toda la ideología cristiana. Los Magos son como unos pioneros, para ellos debía tener algo de absurdo salir de viaje a buscar un niño pequeño del que alguien les había hablado. El sinsentido de este viaje se refleja con humor en la primera parte de la película".

- ¿Cómo fueron elegidos los lugares de rodaje?

"Sabíamos que Islandia es un lugar muy bueno para el sonido directo, muy importante para una película histórica como ésta. Además de que no es nada terrenal, no hay animales, no hay árboles, es un lugar místico, lunar, volcánico, que conecta muy bien con las Canarias, con el centro de Fuerteventura, donde rodamos la Adoración".

- Los actores de 'El honor de cavallería' no eran profesionales.

"Aquí también elegimos entre la gente que conocemos, como la otra vez. El jugador de tenis que era Quijote repite como Rey Mago, otro es el padre del albañil que hacía de Sancho, la Virgen María es Montse, mi productora; San José es un crítico inglés que anda por Cannes, el ángel es la novia de un amigo mío, que tiene una cara un poco andrógina, como de Pasolini, que nos venía bien".

El productor de 'El cant del ocells', Luis Miñarro, coproductor también de 'Liverpool', del argentino Lisandro Alonso, programada asimimo en la Quincena de Realizadores, explica que la película todavía no tiene estreno asegurado en España y cubrir el presupuesto no ha sido fácil.

"La Televisió de Catalunya está en coproducción asociada, pero Televisión Española no ha entrado en la financiación de la película, a pesar de estar seleccionada en Cannes y ser la única cien por cien española. Realmente sorprendente", expresó Miñarro.

Otras noticias

Contenido patrocinado