Buscar

El nuevo director del Museo de Historia de Cataluña dice que "en un mundo global, tener una identidad propia vende"

7/06/2008 - 11:00

El nuevo director del Museo de Historia de Cataluña (MHC), Agustí Alcoberro, opinó en una entrevista concedida a Europa Press que "vamos hacia un mundo globalizado, y la preservación de los valores es fundamental" porque, por ejemplo, "los turistas no vienen a Barcelona porque tenga las mismas tiendas que Londres o el mismo trazado urbanístico que otra ciudad; vienen por otra cosa".

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

"En un mundo global, tener una identidad propia vende", recalcó el director. De los 263.352 visitantes del año pasado, "el 50% fueron escolares y el otro 50%, familias", aunque constató una presencia creciente de visitantes extranjeros en ambos grupos.

Aunque "probablemente" el MHC sólo lo visitan en su primer viaje a Barcelona los interesados por la historia, cada vez más gente que repite vacaciones en la capital catalana se acerca a conocer el pasado de Catalunya al museo, explicó Alcoberro.

Para el director, hay un interés creciente por la historia, como lo demuestra el auge de la novela histórica, "con todas sus contradicciones", y la proliferación de rutas y revistas sobre historia.

Pero esa mayor concienciación no se refleja, según él, en el conocimiento histórico de la sociedad: "Las generaciones mayores creen que les escondieron su propia historia, y las jóvenes tienen un problema de historia en general. ¿Hasta qué punto la historia en los currículums escolares tiene el lugar que le toca?", se preguntó retóricamente.

PONER EL MUSEO AL DÍA.

Alcoberro está convencido de que la línea de trabajo del museo funciona, creencia que no está reñida con considerarlo mejorable, sobre todo en los aspectos tecnológicos. "Es una entidad que nació con gran vocación de interactividad y modernidad, pero las nuevas tecnologías en los últimos 12 años han dado un salto extraordinario", admitió.

Recientemente, se puso al día el museo con la nueva sala 'Catalunya.cat' en la exposición permanente, comisariada por Daniel Venteo, en la que se plasman los años de Autonomía catalana con fotos de gran tamaño de ciudadanos catalanes anónimos y famosos, y se proporcionan datos demográficos, económicos, sociales y políticos de la historia más reciente de Catalunya.

Otro de sus retos inminentes al frente del MHC es incluir más piezas originales para ilustrar cada periodo histórico, bien sea por la vía de las donaciones particulares, bien por la política de compras del museo --aunque Alcoberro avisó de que esta es una vía "modesta"--.

"LA INMIGRACIÓN QUE VIENE, QUIERE CONOCERNOS".

En su afán por diversificar el público, Alcoberro destacó que el museo les puede dar "unas herramientas útiles" para conocer el país en el que viven y, a su entender, tienen predisposición a hacerlo, a juzgar por los 30.000 inmigrantes que están aprendiendo catalán en Barcelona, "cuando no es prioritario para encontrar trabajo", apostilló. "La inmigración que viene, quiere conocernos", aseguró el director.

Hasta ahora, Alcoberro ha ejercido de profesor de Historia Moderna en la Universitat de Barcelona (UB), aunque su vinculación con el MHC se remonta a su fundación, ya que formó parte de la comisión que lo ideó en 1996, bajo mandato del presidente de la Generalitat Jordi Pujol.

Contenido patrocinado

Otras noticias