Buscar

Woody Allen y el retorno de Leonard Cohen, en el Festival de Montreal

AFP
23/06/2008 - 15:22

Aretha Franklin, Dave Brubeck, Woody Allen y su clarinete y la vuelta a los escenarios del hijo pródigo Leonard Cohen en su ciudad natal serán los puntos fuertes de la 29a. edición del Festival Internacional de Jazz de Montreal, que arranca esta semana.

"Ha habido una coyuntura muy favorable este año. Queríamos presentar varios de estos artistas desde hace años pero ha llevado un tiempo que acepten", comenta Laurent Saulnier, programador del festival, uno de los más importantes del jazz.

La gran reunión del jazz se abre el jueves con un espectáculo-homenaje al poeta errante y cantor de 'voz de oro' Leonard Cohen, pero comienza oficiosamente el lunes con la vuelta de éste tras 15 años de ausencia de los escenarios en su ciudad natal.

Cohen, de 73 años, comenzó a principios de junio su gira mundial en Toronto y actuará tres noches seguidas con todo vendido en la Plaza de las Artes de Montreal, en el reencuentro entre el poeta judío convertido luego al budismo y el público de Montreal.

El cantante ha creado un aura de misterio en torno a él y no participará ni asistirá al espectáculo en su honor, indicaron los organizadores.

"Cohen no asistirá a su homenaje porque detesta esas cosas. Nos ha hecho llegar un largo y amable correo explicándonos que había rechazado siempre hacer eso, que eso le incomodaba y como él decía: 'a mi edad no voy a comenzar a hacer cosas que no me tientan'", explicó a AFP Saulnier.

Woody Allen cambiará la cámara de cine por el clarinete, su instrumento fetiche, con su orquesta, la New Orleans Jazz Band.

La 'reina del soul', Aretha Franklin, actuará dos noches en la metrópoli de Quebec.

Esta 29a. edición del Festival de Jazz, que durará hasta el 6 de julio, será dedicada al pianista de reputación internacional Oscar Peterson, nacido en Montreal y que falleció la víspera de Navidad.

Una serie de conciertos de pianistas de renombre, entre ellos Oliver Jones, Hank Jones y Dave Brubeck -cuya pieza 'Take Five' ha servido a menudo de parte musical para el desarrollo de la burguesía neoyorquina reflejada por Allen en sus filmes- rendirán homenaje a Peterson en una serie de conciertos.

Fiel a su tradición, el Festival de Jazz de Montreal, que atrae anualmente a unos dos millones de espectadores, tanto a los conciertos de pago en salas como gratuitos al aire libre, dedica su mejor parte a artistas alejados del jazz ortodoxo.

El espectáculo también estará asegurado por el colectivo Bran Van 3000 -autor del éxito 'Drinking in L.A'- que vuelve también a escena tras 10 años de ausencia. La velada de clausura será confiada al cantante Mory Kante.

La franco-isrealí Yael Naïm, impulsada por la canción 'New Soul', y la cantante germano-nigeriana Ayo, cuyo 'afrobeat' seduce a Europa, darán sus primeros pasos en el escenario de Montreal.

Unos 500 espectáculos están programados en este festival con aires carnavalescos, gracias entre otros a Travis Sullivan's Bjorkestra, que atrae a los curiosos. Esta 'big band' neoyorquina propone versiones de la obra de la cantante islandesa Björk, dándoles un nuevo color, sin caer en el 'kitsch'.

Otras noticias

Contenido patrocinado