Buscar

CEDRO alerta de que la Administración es "la principal incumplidora" de la ley en materia de propiedad intelectual

1/07/2008 - 15:00

La entidad, que defiende los derechos de autores y editores, cumple 20 años con un Manifiesto que pide el apoyo de los poderes públicos

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), que defiende los derechos de autores y editores, alertó hoy de que la Administración es "la principal incumplidora" de la ley en materia de propiedad intelectual. La entidad, que celebra su 20º aniversario, ha elaborado un Manifiesto que se leerá esta tarde en la Casa de América en el que reclama a los poderes públicos un "decidido apoyo" a los creadores de la cultura escrita.

Juan Mollá, presidente de CEDRO y Magdalena Vinent, directora general, hicieron balance del recorrido de la entidad y anunciaron sus objetivos prioritarios para los años venideros. Mollá recordó que en 20 años los derechos de los autores y editores a los que representan (la gran mayoría en España), "han aumentado paulatinamente" pero con ello también se ha incrementado la "amenaza" y los "ataques" a sus derechos de propiedad intelectual.

CEDRO nació con 133 socios y a día de hoy prácticamente alcanza los 15.000. En todo ese tiempo la entidad ha repartido 163 millones de euros. Esta recaudación se ha obtenido básicamente de la reproducción de fotocopias y escáneres, de las fotocopias de publicaciones españolas en el extranjero y, desde al año pasado, por el préstamo de obras en bibliotecas públicas en España.

Mollá destacó el "gran esfuerzo" en materia de concienciación que ha realizado CEDRO con sus programas 'Es de Libro' y 'Educar para Crear' y la función social que ejerce que le ha llevado a conceder 11.000 ayudas asistenciales a lo largo de su existencia.

LA ADMINISTRACIÑÓN, EN EL PUNTO DE MIRA.

Juan Mollá lamentó que sea precisamente la Administración, y no sólo la central sino también la autonómica y local, la "mayor incumplidora de la ley" en materia de propiedad intelectual. Sin embargo, aclaró que en los últimos tiempos, se les ha "prometido" un "esfuerzo" para contrarrestar esta situación que, por otra parte, "viene de antiguo", recordó.

El presidente de CEDRO afirmó que "en todos sus escalones", la Administración "ha hecho siempre lo menos posible y nunca ha estado a la altura de otras instituciones de la vida social", matizó. "No hay más que recordar esa frase famosa: 'Vuelva usted mañana'", dijo.

Magdalena Vinent, indicó al respecto que lo que ahora se espera precisamente de la Administración es que "todos sus organismos cuenten con autorización de CEDRO". "Eso será señal indiscutible de que el Gobierno está por el derecho de autor y constituirá uno de nuestros objetivos prioritarios a corto plazo", manifestó, e hizo hincapié en que la entidad "se ha propuesto que el uso de contenidos de obras se haga legal a un precio razonable".

Vinent puso como ejemplo los organismos dependientes del Ministerio de Cultura que tienen licencia de CEDRO: El Centro de Documentación Cultural, el Centro de Documentación de la Propiedad Intelectual, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y, desde hace muy poco, la Biblioteca Nacional. Esta última institución ha constituido para la entidad una auténtica batalla que se remonta más de diez años atrás. Mollá señaló que sus sucesivos directores venían prometiendo contar con licencia de CEDRO reiteradamente pero que no ha sido hasta la llegada a este cargo de Milagros del Corral cuando se ha cumplido de verdad.

A pesar de todo, ambos responsables de CEDRO elogiaron el "paso grande y difícil" dado por el Ministerio de Cultura en los últimos años en materia de derechos de autor y señalaron que ha tenido que enfrentarse "a una opinión pública reconducida de modo falsario y a una poderosa campaña de las grandes multinacionales de soportes y aparatos electrónicos". "El Gobierno ha hecho un gran esfuerzo pero no ha alcanzado aún nuestras aspiraciones. Aún así la sensibilidad es hoy mucho mayor que en épocas anteriores", reconocieron.

FALTA DE RESPETO.

Por otra parte, Juan Mollá recordó que en el mundo del libro, a diferencia de la música o el cine, "no existe apenas piratería", algo que sí pasa en América Latina, "un mercado fundamental para España". Lo que sí existe en nuestro país es "ignorancia y falta de respeto a los derechos de los autores reproduciendo sin autorización", explicó.

Asimismo, Mollá y Vinent se pronunciaron sobre el modelo francés que propone penalizar a quienes descarguen documentos sujetos a derechos sin autorización y señalaron que Francia "marca un camino interesante que puede ser una solución".

Por lo que respecta al Manifiesto que leerá la periodista Rosa María Mateo en un acto al que está prevista la asistencia del Ministro de Cultura y de numerosos escritores e intelectuales, no sólo se reclama el apoyo de los poderes públicos sino que también se demanda el mantenimiento de la compensación para autores y editores por la copia privada de sus obras.

Además, insta a todos los centros de trabajo y de formación en los que se utilizan reproducciones de libros y publicaciones periódicas mediante fotocopia o digitalización a obtener la autorización previa de los titulares mediante la licencia de CEDRO.

Finalmente, el Manifiesto muestra su "compromiso" con el desarrollo educativo, científico y cultural español y su voluntad de "seguir trabajando" para consolidar consolidar los logros obtenidos, para lo que solicitan "la comprensión y colaboración de la sociedad".

Contenido patrocinado

Otras noticias