Buscar

La compañía lírica Madrid Goyesco rescata el feminismo, la chulería y la burla de las tonadillas en el Infanta Isabel

2/07/2008 - 20:15

La compañía lírica Madrid Goyesco acerca, desde hoy y hasta el 13 de julio en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, el feminismo, la burla a la Corte y la chulería propia de las tonadillas en 'Al fin vence la mujer. El musical de moda a finales del siglo XVIII'.

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

La compañía lírica Madrid Goyesco acerca, desde hoy y hasta el 13 de julio en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, el feminismo, la burla a la Corte y la chulería propia de las tonadillas en 'Al fin vence la mujer. El musical de moda a finales del siglo XVIII'.

El director de la compañía, el bajo barítono German Torrellas, resaltó que este género español, que es una fusión de la música clásica italiana y francesa, pasadas todas por el tamiz de la escuela española, se acabó convirtiendo en el primer musical popular y de éxito en España.

El espectáculo incluye en sus dos actos las tonadillas 'El celoso' y 'Al fin vence la mujer', del maestro Blas de Laserna en las que se encuentran Gumersinda, interpretada por la mezzosoprano Ingartze Astuy, y a Robustiniano, interpretado por propio Germán Torrellas, primero de novios, de recién casados y luego enfrentados a los conflictos de intereses de una pareja medio burguesa madrileña del siglo XVIII.

EL ABANDONO DE LA ADMINISTRACIÓN

La intención de la obra es, según su director, la de "acercar al público de hoy una música que aúna el refinamiento goyesco con la sátira y la ironía propia del pueblo español". Por otra parte, Torrellas criticó el abandono en el que los poderes públicos tienen sumida a la música española, "como si se avergonzasen de ella o no la considerasen con suficiente nivel" y que su compañía trata de rescatar "como una parte del patrimonio de nuestro país".

Torrellas resaltó "la crítica a la pomposidad de la Corte, el feminismo militante" como características propias de la tonadilla. "Esto queda plasmado sus argumentos, en los que se vitupera y se zahiere a petimetres, madamas y afrancesados sin consideración alguna", comentó.

En cuanto al feminismo, Torrellas matizó que "era muy habitual que se presentasen a las mujeres como heroínas inteligentes emprendedoras y valientes que se enfrentan a hombres poderosos, machistas y prepotentes". "Lo sorprendente --añadió-- es el atrevimiento con el que se defendía la dignidad de la mujer en una época en la que todavía la Iglesia dudaba de si tenía alma".

"En los corrales, donde se solían interpretar las tonadillas, muchas veces se armaba mucho revuelo de hombres que se sentían heridos por el ahínco que con el que se defendía a la mujer", explicó.

En este sentido, la mezzosoprano Astuy explicó que su personaje lo muestra claramente cuando le dice a los hombres que "no les enseñan porque les temen". "Incluso musicalmente, las obras resaltan el papel femenino que suele tener por lo general más fuerza que el masculino", aseguró Torrellas, quien llegó a dudar de la autoría del libreto. "Sinceramente, creo que lo escribió la mujer de De Laserna, porque no veo capaz al compositor navarro de hacer una crítica tan feroz al mundo de los hombres", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias