Buscar

Sanaa Alaoui y José Luis García protagonizan 'Un novio para Yasmina', una comedia romántica en torno a la inmigración

4/07/2008 - 17:35

La actriz marroquí Sanaa Alaoui y el actor José Luis García Pérez protagonizan 'Un novio para Yasmina', la ópera prima de la guionista y directora cacereña Irene Cardona que definió hoy su debut como "una fábula veraniega que aborda la inmigración desde el punto de humano". Coproducida con Marruecos (Tragaluz S.L. y Tangerine Cinema Services), la cinta recibió el Premio del público, el Premio a la mejor película y a mejor actriz en el pasado Festival de Málaga y llegará a las salas de cine el 11 de julio.

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

La actriz marroquí Sanaa Alaoui y el actor José Luis García Pérez protagonizan 'Un novio para Yasmina', la ópera prima de la guionista y directora cacereña Irene Cardona que definió hoy su debut como "una fábula veraniega que aborda la inmigración desde el punto de humano". Coproducida con Marruecos (Tragaluz S.L. y Tangerine Cinema Services), la cinta recibió el Premio del público, el Premio a la mejor película y a mejor actriz en el pasado Festival de Málaga y llegará a las salas de cine el 11 de julio.

'Un novio para Yasmina' narra la historia de Yasmina (Sanaa Alaoui), una joven marroquí que vive en un pueblo extremeño y busca la manera de integrarse con la ayuda de una asociación en la que encuentra a personajes singulares: marroquíes en busca de papeles, hippies, niños mestizos y solitarios en busca de compañía.

Cardona matizó que se trata de una "comedia romántica sobre los matrimonios de conveniencia, el compromiso social, la vida en pareja, la convivencia entre distintas culturas y, en definitiva, de cómo la inmigración está transformando España".

REFLEXIÓN SOBRE LA INTEGRACIÓN.

Cuando escribió el guión junto a Nuria Villazán, Cardona se inspiró en una asociación de acogida de emigrantes que hay en Navalmoral de la Mata llamada 'Cáceres acoge', de la que su madre es presidenta. La directora explicó que la zona norte de Extremadura, "debido sobre todo al cultivo de tabaco, tiene una elevada población inmigrante, sobre todo magrebí". "Hay pueblos con la mitad de la población extranjera. Esto es algo que en los últimos diez años yo he vivido y creía que había que contarlo", explicó.

Cardona recalcó que su intención era la de "plantear una reflexión sobre la integración en un sentido amplio", una cuestión que para la directora novel, "no es un problema exclusivo de los inmigrantes, sino de todos los individuos de la sociedad". En esta misma línea, apunto que no le interesaba negar esta realidad, "pero sí hablar de ella con ternura y humor, partiendo de intentar comprender a las personas que han abandonado su hogar y su país y que no vienen sólo a España por los papeles sino a enamorarse, a casarse, a traer a sus hijos y a vivir".

Por otra parte, la película rompe con el tópico de la mujer árabe y presenta a Yasmina como una mujer luchadora y emprendedora con muchas ganas de labrarse un futuro mejor. La actriz Sanaa Alaoui señaló que, "desde el principio", se sintió "identificada" con el papel porque ella también emigró a París y comprende "la dureza de la situación". "A pesar de no saber castellano --la actriz se tuvo que aprender las frases de memoria con ayuda de un intérprete durante el rodaje--, creo que ha sido una experiencia muy enriquecedora y gratificante", confesó.

En esta misma línea, el actor José Luis Pérez resaltó que la película "trata un tema que no está de moda pero sí de actualidad, con una visión distinta de la inmigración, no como el drama que siempre presentan". "El largometraje tiene la grandeza de enfocar a personas concretas y abordar la convivencia entre culturas de manera individualizada", añadió.

Otras noticias

Contenido patrocinado