Buscar

Joan Ollé considera que "'El ángel exterminador' es como un musical donde nadie canta"

EFE
4/07/2008 - 21:20

Barcelona, 4 jul (EFE).- El director teatral Joan Ollé ha considerado hoy que su adaptación de la película de Luis Buñuel y Luis Alcoriza, "El ángel exterminador", que pondrá en escena el próximo jueves día 10 en el teatro Grec, es como "un musical en el que nadie canta y un ballet en el que nadie baila".

Espectáculo cooproducido con la Expo de Zaragoza, Ollé ha querido, en primer lugar, resaltar que se trata de un proyecto que propuso el fallecido Jordi Mesalles, a quien rinde homenaje, y que ahora ha retomado él, con adaptación teatral de Julie Sermon y coreografías de Andrés Corchero.

Absolutamente fiel a la película, el público podrá ver en el anfiteatro barcelonés al aire libre a una quincena de actores que representan a unos burgueses que se reúnen en una casa después de acudir a una velada de ópera.

Cuando van a marcharse, y sin ninguna razón que se lo impida, se dan cuenta de que no pueden salir del salón, aflorando a partir de ese momento y a lo largo de varios días profundos conflictos, fruto de una convivencia forzada.

Todavía hoy, 46 años después de su primera proyección, existen interpretaciones diversas sobre la significación de este encierro, no queriendo Ollé este mediodía ahondar en el asunto.

Simplemente, ha remarcado que el "tío Luis" -refiriéndose a Buñuel- dijo que se trataba de "un divertimento y que no pasaba nada más que lo que pasaba".

Incluso el hecho de que aparecieran en escena unas ovejas y unos osos (que no se han incorporado a esta versión teatral) entiende el dramaturgo que "no es surrealista, sino que simplemente se trata del regalo que hace la anfitriona del grupo a sus invitados" y ha agregado que, en todo caso, la propuesta de Buñuel "es perfectamente realista en un contexto irreal".

A la vez, entiende que "tiene algo de Gran Hermano", pero "la metáfora es tan clara que da pereza hablar de ella. Quizá es que se está mejor encerrado y cautivo que solo y libre".

Preguntado sobre cuál es su huella en el montaje, Ollé ha aludido a Marcel Duchamp y a su parodia de Mona Lisa con bigote y ha sostenido que "nosotros le hemos pintado un bigote a Buñuel".

"Hay un punto de irresponsabilidad -ha proseguido- que espero sea tan baturra como Buñuel. Hemos jugado con la herencia del tío Luis, sabiendo que no haremos daño a nadie", ha concluido.

Representación que se verá en castellano también en Barcelona -según Joan Ollé sería una animalada traducirla para el Grec-, es asimismo un montaje que juega con la complicidad de la película.

En este sentido, durante los 90 minutos que dura la obra se proyectan fragmentos del filme, tanto de manera argumental como narrativa.

Los intérpretes de las obras son Mireia Aixelà, Ivan Benet, Ricard Borrás, Isabelle Bres, Roser Camí, Daniella Corbo, Pere Eugeni Font, Ricardo Joven, Manuel Carlos Lillo, Àngels Poch, Rosa Renom, Hans Richter, Jordi Sabatés, Walter Silva y Armand Villén.

Benet ha señalado hoy que la película les ha servido de referente, "pero no le hemos hecho demasiado caso ni hemos intentado copiar nada", mientras que Àngels Poch ha opinado que, tal como ocurre allí, "al final de este espectáculo tampoco sabes muy bien quién es quién".

Otras noticias

Contenido patrocinado