Buscar

El toro que indignó a Franco y acabó dando un Oscar a Disney

29/03/2017 - 19:10
  • Ferdinando es un toro que no quiere ser toreado, idea que a Franco no gustó
  • También Hitler se tomó la historia como una metáfora judeomasónica
  • Disney compró la idea a sus creadores y acabó ganando un Oscar por el Corto

Recién comenzada la Guerra Civil y con el gobierno golpista prácticamente a estrenar, Francisco Franco tuvo tiempo para indignarse con un cuento de éxito que llegó desde el otro lado del charco. Lo que cuenta The Story of Ferdinand the bull (en España La historia de Ferdinando el toro) es la historia de un astado que no quiere ser toreado y solo aspira a oler flores y al descanso mientras sus compañeros de prado ansían por ser llamados a mostrar su bravuconería en una plaza de Madrid. Pero al generalísimo, que sí tenía un sentido artístico desarrollado mediante la pintura, ese relato le olía a izquierda, a conspiración, a República y lo prohibió en España, donde no fue legal hasta tiempo después de su muerte.

No fue el único dictador que sospechó que una operación judeomasónica se escondía tras ese libro catalogado como pacifista, creación original del escritor Munro Leaf y del ilustrador Robert Lawson en enero de 1936, cuando a la guerra española aún le quedaban unos meses para desatarse. Adolf Hitler tampoco lo aceptó en las librerías de su Alemania nazi e incluso ordenó que se quemara esa "propaganda democrática degenerada" -cita literal recogida en varios medios- que sí tuvo difusión en los colegios de la Polonia estalinista. 

Sin embargo, el cuento tuvo tal éxito en los años 30 en EEUU que se hizo hueco en las estanterías de varias personalidades influyentes. Una de ellas, Mahatma Gandhi, que ayudó a difundir el mensaje de paz de Ferdinando. Traducido a más de 60 idiomas y con más de cuatro millones de ventas en EEUU y varios premios en la vitrina, la historia llegó a oídos de Disney y en 1938, aún con la Guerra Civil española en ciernes, hizo de Ferdinando el protagonista de un viaje a una España 'mexicanizada' que le daría un Oscar a Mejor Cortometraje de Animación en el año 1939.

El paso de los años no ha enterrado la labor social por la que nació Ferdinando, sino todo lo contrario. Ya en los 2000, el modo de vida del toro ha sido utilizado en reivindicaciones del colectivo gay y para relajar los marcados roles de género que aún persisten en la sociedad como modo de discriminación: Ferdinando, aunque toro, puede no querer mostrar su fuerza para demostrar virilidad. Y así lo remarca el cuento. En 2009, la película que protagonizó Sandra Bullock The blind side (Un sueño posible) dedicó una escena a recomendar la historia de Ferdinando como apoyo a la personalidad de un niño que no quiere ser violento.

Si Franco levantara la cabeza vería, entre otras cosas, que aquel toro de la 'conspiranoia' sigue casi 80 años después oliendo flores por medio mundo. A Hitler le pasaría algo parecido. De hecho, según murió y cayó el régimen nazi, se imprimieron 30.000 copias y se repartieron de forma gratuita durante la misión de paz entre los niños alemanes.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 1

#1
29-03-2017 / 20:42
sinacritú
Puntuación 4

¡Anda! ¿Y po qué le indigó? Si e mu bonico.