Buscar

Muere a los 40 años Miryan Mirzakhani, primera mujer ganadora del 'Nobel' de matemáticas

15/07/2017 - 16:10

La matemática iraní Maryam Mirzakhani, primera mujer ganadora de la medalla Fields, el premio más prestigioso de las matemáticas, ha muerto este sábado a consecuencia de un cáncer a los 40 años de edad, según han confirmado sus allegados a la agencia de noticias Mehr.

El fallecimiento de Mirzakhani, que ostentaba la doble nacionalidad iraní estadounidense, ha sido confirmado por su colega Michael Naderi, quien ha lamentado en Instagram la pérdida de la matemática. "Hoy se ha apagado una luz. Me rompe el corazón. Se ha ido demasiado pronto", ha escrito.

El Ministerio de Exteriores de Irán había expresado previamente sus mejores deseos para Mirzakhani a pesar de las malas expectativas, ya que el cáncer que padecía se había extendido a su médula ósea.

"Los iraníes de todo el mundo estamos rezando por su salud y por su retorno al mundo de la ciencia, de la enseñanza y de las discusiones académicas", según el comunicado ministerial.

Nacida en Teherán en 1977, Mirzakhani ganó en 1994 y 1995 varias medallas en las Olimpiadas Internacionales de Matemáticas celebradas en Hong Kong y Canadá, y ejerció como profesora en Stanford desde los 31 años de edad.

Su gran logro llegó en 2014 con la obtención de la medalla Fields en reconocimiento a sus contribuciones a la comprensión de la simetría en superficies curvas.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
15-07-2017 / 16:24
Errata.
Puntuación 0

Errata, nació en 1977.

#2
15-07-2017 / 17:27
Lamentable socialismo
Puntuación 0

No, que va. Al Pedrito se le ven las intenciones como a un libro abierto.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.