Buscar

ÚLTIMA HORA:
Condenan a Ratko Mladic a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica (12:08)

Google homenajea en su doodle el 131 años de historia de la perforadora de papel

14/11/2017 - 7:28
  • "Un artefacto subestimado, pero esencial de la ingeniería alemana", dice Google
Más noticias sobre:
Imagen del doodle de Google en este 131 aniversario de historia de la perforadora de papel.

Google ha decidido conmemorar hoy, 14 de noviembre de 2017, una efeméride particular: el 131 aniversario de la perforadora de papel. Lo ha hecho al estilo Google, modificando su doodle (el logo del buscador) para simular letras escritas a través de los circulitos de papel que dejan esta reconocible herramienta de papelería.

El nombre de Google no está completo. La segunda 'G' de Google es una cuartilla inerte que, al ser agujereada por una perforadora, cobra vida. Los dos agujeritos que quedan en la parte superior se convierten en los ojos de esta simpática 'mascota' bailona con la que festejar la efeméride.

La perforadora de papel, aunque se trata de un objeto cotidiano y simple que pasa casi inadvertido en nuestro día a día, casi como si fuese parte de el paisaje rutinario, fue, en realidad, una herramienta revolucionaria gestada por el inventor alemán Friedrich Soennecken en 1886.

Su puesta en funcionamiento facilitó enormemente las tareas de encuadernaciones y archivo de documentos, no sólo por que hacía más sencilla este trabajo, sino porque permitía trabajar con un volumen de cuartillas grande sin apenas tener que hacer esfuerzos considerables.

"Un artefacto subestimado, pero esencial de la ingeniería alemana", describe la empresa californiana para justificar este simpático homenaje.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.