Buscar

Diez ciudades europeas y sus tartas

8:30 - 28/11/2017
  • De la Sachertorte de Viena a la Torta caprese de Roma
La Käsekuchen de Berlín. Imagen: Holidu

Diez tartas tradicionales de 10 ciudades europeas, el mejor lugar dónde probarlas y cómo quemar las calorías acumuladas después de haber disfrutado de tal manjar. De Viena a Estocolmo, pasando por Berlín y sin olvidar Santiago de Compostela.

Holidu te ayuda a conocer un poco más de estas ciudades acercándote a su lado más delicioso con una lista de diez ciudades europeas y sus tartas más emblemáticas.

1. Viena - Sachertorte

Viena cuenta con una de las tartas más apreciadas por los golosos: la Sachertorte, una elección perfecta para los amantes del chocolate. Cuenta la leyenda que fue creada en 1832, en una importante cena de la corte en la que el chef de palacio enfermó, así que le tocó al joven Franz Sacher, todavía aprendiz, ingeniárselas para crear un dulce que cautivara a la realeza. Con esta tremenda responsabilidad sobre los hombros, Franz creó lo que ahora se conoce en todo el mundo con el nombre de Sachertorte.

Cómo quemarla (337 kcal / 100g): hacer 96 minutos de caminata es la mejor manera de quemar las calorías de la tarta Sacher. Se puede, por ejemplo, explorar los jardines de Belvedere, hasta llegar frente al impresionante 'El beso' de Gustav Klimt.

Dónde probarla: El Café Sacher (6,70 euros).

2. París - Tarte au Citron

Es el postre preferido y uno de los más vendidos en Francia, aunque todavía hoy varios países del mundo que luchan por su origen. Para los franceses, provienen de Menton, ciudad de los limones. El perfecto equilibrio entre la acidez de la cuajada de limón y la dulzura del merengue ha conquistado los corazones franceses desde el siglo XIX, hasta existe un campeonato anual para conocer la mejor Tarte au Citron meringuée.

Cómo quemarla (284 kcal / 100g): caminando durante 81 minutos -desde el Sena hasta la cima de Montmartre-. Otra opción es subir andando por las escaleras de la Torre Eiffel.

Dónde probarla: La pastelería Gérard Mulot (4 euros).

3. Lisboa - Toucinho do Céu

El Toucinho do Céu es uno de los dulces más tradicionales de Portugal y aunque su nombre puede llevar a la confusión, es distinto a la versión española (tocino de cielo). Originario del convento de Odivelas en la Región de Lisboa, consiste en una tarta elaborada con azúcar a la que se le añaden almendras molidas, a veces gila dulce y finalmente una gran cantidad de yemas de huevo.

Su nombre se debe a que la versión original tiene manteca de cerdo como ingrediente y se fabrica en todo el país, aunque con pequeñas diferencias de región a región, siendo las versiones más famosas las de Guimarães, Murça y Trás-os-Montes.

Cómo quemarla (316 kcal/100g): 90 minutos de caminata. Se puede visitar el convento de Odivelas, un importante conjunto de arquitectura religiosa clasificado desde 1910 como Monumento Nacional.

Dónde probarla: Pastelaria Faruque (1,50 euros).

4. Zúrich - Bündner Nusstorte

El Bündner Nusstorte es una tarta tradicional suiza que consiste en una pasta de nuez caramelizada y cuyo origen está en el cantón de Grübunden, en el sureste del país. Este delicioso pastel fue inventado en 1926 por un panadero llamado Fausto Pult y es diferente a los anteriores, ya que en este caso la pasta se rellena con frutos secos y no se mezcla como de costumbre.

Cómo quemarla (483 kcal/ 100g): 138 minutos de caminata haciendo, por ejemplo, senderismo en Uetliberg, una hermosa montaña, cerca del centro de la ciudad.

Dónde probarla: Cafè Weber Bäckerei Konditorei (4,20 euros).

5. Londres - Victoria Sponge

Esta torta tan esponjosa lleva el nombre de la reina Victoria, a quien le encantaba tomarse una porción con su té de la tarde. Para probar la Victoria Sponge de la manera tradicional, ha de servirse con mermelada de frambuesa y crema batida, lo que le aportará más dulzura y calorías extra.

Cómo quemarla (400 kcal/100g): 115 minutos de caminata por el famoso Observatorio Real.

Dónde probarla: Park Room at Grosvenor house (10,70 euros).

6. Roma - Torta caprese

Los italianos son verdaderos amantes de los pasteles y el chocolate, por eso es extremadamente difícil elegir un pastel nacional, pero combinando estas dos pasiones nos encontramos con el increíble pastel de caprese. Aunque no sea de Roma, la torta caprese es un verdadero clásico italiano que lleva el nombre de la isla de Capri.

Hay diferentes historias sobre su origen y la leyenda más famosa cuenta que una princesa austriaca, casada con el rey de Nápoles, quería una tarta Sacher pero el chef no conocía la receta... así que decidió preparar el pastel con almendras, inventando la Caprese. Este pastel sin harina es muy apetecible y además es perfecto también para celíacos.

Cómo quemarla (418 kcal/ 100g): 120 minutos de caminata visitando, por ejemplo, los Museos Vaticanos.

Dónde probarla: La panadería-cafetería Said dal 1923 (8 euros).

7. Estocolmo - Prinsesstårta

Apodada la "tarta verde" por su colorido, la receta original es de 1929. Jenny Åkerström, su creadora, era la institutriz de las princesas Margaretha, Märtha y Astrid a las que tanto les gustaba esta receta que pasó a recibir el nombre de la "tarta de las princesas". En Suecia hay incluso una semana (la última de septiembre) dedicada a este pastel y cuando la princesa Estelle nació en 2012, la "Prinsesstårtor" se agotó en toda Suecia. El color del pastel puede variar, pero el más común es el verde.

Cómo quemarla (290kcal / 100 g): 83 minutos de caminata paseando por la "Montelius street (Monteliusvägen).

Dónde probarla: El clásico café y panadería Tössebageriet (5 euros).

8. Berlín - Käsekuchen

La receta más antigua de la tarta de queso viene de Grecia, pero desde el siglo XVI la tarta de queso ha conquistado los corazones (y estómagos) alemanes. Desde entonces, ha habido una gran variedad de variedades en todo el país: a veces con fondo de levadura, a veces con pasas en requesón, a veces como torta con crema... pero siempre deliciosa.

Cómo quemarla (152 kcal/100g): 44 minutos de caminata dando un paseo por la capital alemana te hará perder esas calorías extra.

Dónde probarla: Café Einstein (3 euros).

9. Varsovia - Napoleonka

La Napoleonka, también llamada Kremówka, es una tarta de nata polaca hecha con dos capas de hojaldre, rellena de crema batida y decorada con azúcar en polvo o glaseado en la parte superior. Una anécdota sobre el Papa Juan Pablo II dice que, una vez, ha comido 18 porciones de Napoleonka de una sentada por una apuesta con un amigo.

Cómo quemarla (429 kcal / 100g): 123 minutos de caminata explorando la ciudad o... para ser más efectivo, sube las escaleras de los 42 pisos del Palacio de la Cultura y las Ciencias, las calorías de la Napoleonka desaparecerán de tu sistema después de este ejercicio.

Dónde probarla: En Lukullus (7,90 euros).

10. Santiago de Compostela - Tarta de Santiago

Esta tarta gallega se hizo famosa en toda España gracias al Camino de Santiago. Icono en Santiago de Compostela, se come sobre todo en julio y principios de agosto debido a las celebraciones de Santiago Apóstol el 25 de julio. Mencionada por primera vez en 1577, fue en 1828 cuando la receta apareció por primera vez como la conocemos hoy en día, con la almendra como ingrediente principal y ¡sin harina en absoluto!

Cómo quemarla (377 kcal/100g): 108 minutos de caminata: Hazte peregrino y comienza tu camino a Santiago.

Dónde probarla: en Casal Cotón (10 euros).

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
28-11-2017 / 09:51
Xlibre
Puntuación 2

Pero bueno, ¿ y la torta de Santiago?, no seáis paletos, mira que no incluirla, ¿pensáis que en Francia alguien hubiera hecho esta lista sin incluir una tarta francesa?.. Paletos....

#2
28-11-2017 / 16:23
Carmen
Puntuación 0

La noticia que más me ha gustado del día, jeje.