Buscar

La UE se opone a autorizar los fosfatos en la carne de kebab por posibles riesgos para la salud

3/12/2017 - 16:30 | 09:48 - 4/12/17
  • Actualmente ya están prohibidos pero la CE quiso aprobar algunos
  • La propuesta ha sido bloqueada temporalmente a falta de una votación
Más noticias sobre:

La comisión de Salud del Parlamento Europeo ha rechazado esta semana una propuesta de la Comisión Europea que autorizaría la presencia como aditivos de fosfatos en la carne de kebab, ya sea de cordero, ternera o pollo, por sus posibles efectos sobre la salud de los seres humanos.

Las normas europeas ya prohíben actualmente y en términos generales la presencia de fosfatos en preparaciones de carne, pero estos aditivos están cada vez más presentes debido a la aprobación de excepciones para determinados productos. El objetivo es proteger su sabor y retener el agua. Por eso la Comisión Europea había propuesto que se aceptase la presencia de algunos. Pero la comisión de Salud lo ha descartado.

Así, esta objeción ha sido aprobada con 32 votos a favor y 22 en contra en la comisión europarlamentaria y la propuesta de Bruselas quedará bloqueada si también recibe el respaldo de la Eurocámara durante la sesión plenaria de mediados de diciembre.

Los eurodiputados han recordado la existencia de estudios de 2012 y 2013 que demuestran la relación de los fosfatos en alimentos con unos mayores riesgos cardiovasculares. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), por el contrario, descarta que la posibilidad de atribuir este riesgo a la ingesta de fosfatos.

Esta agencia europea, en cualquier caso, ha garantizado que evaluará de nuevo los posibles efectos de la presencia de fosfatos en alimentos como aditivos antes del 31 de diciembre del próximo año.

Los fosfatos se utilizan hoy en día para aumentar el peso de la carne, debido a sus propiedades para conservar el agua especialmente en la carne en vertical, como es el caso de los doner kebabs. Se trata de una carne que no se consume en casa y por tanto no está etiquetada, y los consumidores no son informados. La portavoz de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo, Christel Schaldemose, se mostró satisfecha por el voto en favor de una objeción al uso de fosfatos que, a su juicio, demuestra que la Eurocámara "se toma en serio la salud pública".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.