Buscar

Una mujer ebria daña dos obras de Andy Warhol en la casa de un abogado durante su primera cita

3/01/2018 - 17:41
  • El abogado Tony Buzbee la invitó a abandonar la casa
  • La mujer "arrancó pinturas de la pared con sus manos" como venganza
Más noticias sobre:
Una obra de Andy Warhol | Imagen: Reuters

Lindy Lou Layman, una ciudadana estadounidense de 29 años, ha sido acusada de haber dañado dos piezas de Andy Warhol, entre otras obras, en la casa del abogado Tony Buzbee durante su primera cita, según recoge la prensa local.

En concreto, la mujer, que según la acusación se encontraba en estado de embriaguez, destrozó varias obras de arte valoradas en 300.000 dólares, entre ellas las dos obras de Warhol así como dos esculturas, después de que el dueño de la casa insistiera en que debía abandonar su casa.

Según la denuncia criminal presentada contra Layman el pasado 23 de diciembre, Layman "arrancó pinturas de la pared con sus manos" y tiró las esculturas a través de la habitación, y vertió un líquido no especificado en la parte superior de las pinturas.

Tal y como ha señalado Buzbee, la acusada tambén descolgó un Renoir y un Monet de la pared aunque, "afortunadamente", ninguno de los dos resultó dañado.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora