Buscar

La Fundació Miró abre un debate medioambiental con una exposición sobre las abejas

EFE
14/02/2018 - 13:55
Más noticias sobre:

Barcelona, 14 feb (EFE).- La Fundació Joan Miró invita a los visitante a cambiar de escala y a observar el mundo a través de los ojos de una abeja en "Beehave", una exposición que pone en contacto el arte contemporáneo con el mundo de las abejas con la intención de abrir un debate medioambiental.

Un total de 24 artistas de diez nacionalidades han creado obras especialmente para esta exposición, que se podrá ver en la Fundació Miró del 16 de febrero al 20 de mayo y que tendrá su prolongación con un programa de arte público en quince localizaciones de Barcelona durante los meses de marzo a junio.

Pinturas, esculturas, fotografías, vídeo, intervenciones, instalaciones, multimedia y performances forman parte de "Beehave", un título que une dos palabras en inglés: bee (abeja) y behave (comportarse) y que hace referencia "al comportamiento de las abejas, del que podemos aprender mucho, y a nuestro propio comportamiento, que a menudo olvida el delicado equilibrio medioambiental en el que vivimos", según la comisaria Martina Millà.

Los expertos señalan que las abejas son tan sensibles a los cambios medioambientales que se las puede considerar como un indicador natural de la salud del planeta.

Estos insectos desarrollan un papel fundamental en el funcionamiento de los ecosistemas terrestres porque polinizan los cultivos. Sin embargo, en estos momentos viven una crisis de supervivencia ya que se enfrentan a peligros como el cambio climático y los pesticidas.

Por esta razón, Martina Millà considera que las abejas son una buena metáfora de los problemas de la especie humana y una manera de abordar "temas ecológicos y también temas urbanos, ya que la exposición entra en el debate de cómo construir una ciudad más vivible, no sólo para los humanos, sino para todos los ecosistemas".

En la primera sala de "Beehave", el visitante es reducido al tamaño de un insecto a través de la obra "Relaciones mutuas", una instalación del artista mexicano Jerónimo Hagerman, que consiste en un jardín de esferas llenas de flores donde el público puede experimentar las sensaciones que tienen las abejas al polinizar.

En la siguiente sala, la artista belga Anne Marie Maes muestra en fotografías detalles anatómicos microscópicos de las abejas.

El recorrido continúa por un pasillo donde el estudio de arquitectura GOIG evoca el interior de los panales con una instalación interactiva.

Un escultura de bronce de Joan Miró coronada con un panal preside la siguiente sala, en la que el artista alemán Philip Wiegard expone dibujos creados grupalmente en los que examina el trabajo comunitario de las abejas.

Por su parte, los artistas Xavi Manzanares y Àlex Muñoz han colocado una colmena en la azotea del museo y la han conectado con planchas multisensoriales para que el visitante pueda escuchar el sonido en directo de una colonia real.

Esta colmena es "un hecho excepcional, porque en Barcelona están prohibidas, igual que están prohibidas las vaquerías y todo lo que se considera actividad ganadera, lo que no ocurre en otras ciudades europeas", ha señalado la comisaria, que cree que sería interesante abrir un debate al respecto porque las abejas podrían hacer una interesante labor polinizadora en la ciudad.

Para abrir este y otros debates, "los artistas son esenciales porque nos ofrecen maneras intrigantes y profundas de analizar la realidad", según el director de la Fundación Miró, Marko Daniel.

La última sala de la exposición reúne trabajos de los autores de los diez proyectos que se extenderán por la ciudad la próxima primavera, como el del artista Andrés Vial, que ha diseñado unas banderolas negras y amarillas que recorrerán la ciudad para reivindicar el espacio que los humanos han arrebatado a las abejas.

Otras noticias

Contenido patrocinado