Buscar

Pérez-Reverte abandonará la RAE "dando un sonoro portazo" si se acepta reformar la Constitución para hacerla "inclusiva"

12/07/2018 - 13:00
  • Ha dado su palabra en Twitter de que no aceptará la propuesta que plantea Calvo

Estamos acostumbrados a oír a al escritor y académico Arturo Pérez-Reverte hablar de nacionalismos o apoyar a diversas protectoras pero esta vez la 'polémica' es otra. El titular del sillón 'T' de la Real Academia de la Lengua Española ha asegurado a un usuario a través de su cuenta de Twitter que dejará vacante su asiento en la institución en caso de que esta se pliegue a modificar la Constitución española para adecuarla al lenguaje inclusivo, tal y como ha solicitado la nueva vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo.

"Dando un sonoro portazo", así ha confirmado Reverte al usuario que sería su salida de la RAE con una escueta respuesta de apenas cuatro palabras "tiene usted mi palabra".

Todo comenzó cuando el periodista Jorge Bustos expresó a través de la red social lo siguiente: "Carmen Calvo encarga a la RAE un informe para una reforma de género de la Constitución. Al final vamos a reformar antes las desinencias que los derechos. No nos cabe cabe un gesto más en el cerebro". A este mensaje del periodista respondió uno de sus seguidores mostrando su confianza en que Pérez-Reverte, "el viejo león" no se plegara a deseos de Calvo como harían la mayoría y dejase la academia "dando un sonoro portazo".

El académico no tardó ni 10 minutos en responder al usuario y no dejó lugas a dudas "tiene usted mi palabra" y si por algo se caracteriza Arturo Pérez-Reverte es por llevar sus ideas hasta las últimas consecuencias y defenderlas como un maestro de esgrima, a capa y espada.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.