Buscar

Contador, ante el reto de volver a brillar en el Tour de Francia

AFP
2/07/2009 - 17:45

El español Alberto Contador, considerado por muchos como el ciclista más talentoso de su generación, tendrá a partir del sábado el reto de volver a brillar en la principal prueba mundial, el Tour de Francia, dos años después de su primer título en la 'Grande Boucle'.

Tanto su compañero de equipo Lance Armstrong como el mánager del Astana, Johan Bruyneel, han alabado públicamente las cualidades del madrileño, que tenía apenas 24 años cuando terminó en lo más alto del podio de los Campos Elíseos parisinos.

"Es el mejor en las carreras por etapas", han avisado ambos. A pesar de los halagos, mostraron ligeras dudas en marzo, cuando el español perdió la París-Niza por una mala actuación un día antes de la meta: Armstrong consideró que aún tiene cosas por aprender y Bruyneel habló de un error táctico.

Contador prefirió guardar silencio, no alimentar la polémica y trabajar en la carretera. En el último mes ha ido firmando buenos resultados y reforzando su confianza de cara al Tour.

En el Dauphiné Libéré, quedó tercero sin esforzarse a fondo ni asumir riesgos, renunciando a intentar poner en duda el dominio de Alejandro Valverde (Caisse d'Epargne), cuyo equipo suena con frecuencia como posible destino de Contador en caso de abandonar el Astana.

A finales de junio, el que es uno de los cinco ciclistas que han ganado las 'tres grandes' (Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España) fue designado simbólicamente por Bruyneel como líder del Astana para el Tour.

El ex ciclista belga, dirigente del equipo kazajo, mantuvo por contra una decisión salomónica en la composición del equipo con el que participará en las carreteras francesas.

Por ello, Contador consiguió que fueran incluidos hombres que había pedido, como el portugués Sergio Paulinho, pero su compatriota Benjamín Noval fue 'sacrificado' en la lista.

Armstrong tampoco quedó completamente satisfecho, aunque en principio parece que la decisión final de Bruyneel le deja en una mejor situación, dentro de la bicefalia que algunos ven en el equipo.

El corredor estadounidense ha repetido en los últimos meses que está dispuesto a colaborar con el hombre del Astana que demuestre ser más fuerte, ya sea Contador o su compatriota Levi Leipheimer, que ya subió al podio final del Tour (2007).

Para Contador, la prueba podría empezar con buen pie, ya que las características de la contrarreloj inicial en Mónaco, con una primera mitad en subida, le beneficia. La perspectiva del Arcalis, con la primera llegada en alto en la 7ª etapa, también.

"Es un puerto que me viene bien", declaró el español, que confía que una buena primera semana contribuya a un éxito final en la carrera.

En el pelotón, muchos le señalan como principal peligro del Astana. "Para mí, está claro que tienen que tener un líder y para mí, ese es Contador", aseveró el jueves el danés Bjarne Riis, director del Saxo Bank de Fabian Cancellara y los hermanos Andy y Franck Schleck.

Otras noticias

Contenido patrocinado