Buscar

Super Bowl: incertidumbre, diversión y todo vendido para la fiesta deportiva del año

Efe
7/02/2010 - 20:20

No se dan las mejores perspectivas para el futuro laboral dentro de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), pero lo que nunca cambia es el derroche de diversión al máximo y todo vendido para la gran fiesta deportiva del año en Estados Unidos como el XLIV Super Bowl de este domingo. Siga EN DIRECTO la Super Bowl

Antes que los jugadores de los Colts de Indianápolis, campeones de la Conferencia Americana (AFC, y los Saints de Nueva Orleans, ganadores del título de la Conferencia Nacional (NFC) se conviertan en los verdaderos protagonistas, el "circo" que antecede al Super Bowl ya ha tenido a otros personajes destacados.

Entre ellos, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, que trató de infundir cierto optimismo sobre el futuro de las negociaciones para el nuevo convenio colectivo.

Unas pérdidas millonarias

Sin embargo, no pudo negar que las perdidas económicas de 200 millones de dólares de los equipos van a estar presentes en la valoración de los ingresos a los jugadores de cara al futuro.

Mientras que un día antes el director ejecutivo del Sindicato, DeMaurice Smith, había dicho, de manera contundente, que no admitirían recortes y el futuro de las negociaciones era muy difícil.

"Si tenemos que evaluar del 1 al 10 lo lejos que estamos de llegar a un acuerdo", expresó Smith. "Yo diría que estamos en 14".

En marzo vence el plazo para llegar a un acuerdo, y si no llegan a un acuerdo hasta podría no haber NFL en el 2011.

"Nuestros fanáticos quieren que esto se solucione", destacó Goodell. "Y lo vamos a solucionar. Todos queremos el acuerdo porque de lo contrario nadie gana dinero".

Sin embargo, el comisionado que volvió a utilizar los 3.600 millones de dólares que ha generado la NFL desde el 2006 para pagar 2.600 a los jugadores, cree que todas las partes deben ser responsables y pensar en el bien común del deporte y aficionados.

El espectáculo, ajeno a los problemas

Pero si existe preocupación e incertidumbre en cuanto al futuro laboral en la NFL por parte de los directivos para nada se ha notado en toda la programación de fiestas privadas y celebraciones ostentosas que durante toda la semana se han venido dando en Miami.

Unas celebraciones que han generado todo tipo de problemas, especialmente de tráfico, en las áreas más turísticas, famosas y populares de la ciudad, donde los residentes normales se sienten afectados y molestos con la situación creada, pero que entienden son buenas para la economía local.

De nuevo el gran espectáculo deportivo que siempre es el Super Bowl tiene todo vendido en cuanto a los anuncios comerciales y a las entradas para ver el partido en el Sun Life Stadium, de Miami.

Mientras que a través de la trasmisión por televisión que este año realizará la cadena CBS más de 100 millones de personas, sólo en Estados Unidos, podrían seguir el partido en algún momento del mismo.

Igualdad antes que calidad

El interés de la audiencia para la televisión siempre estará en función de como marche el marcador del partido, sin importar tanto la calidad del juego sino que sea igualado y hasta el final haya emoción y suspense.

"Estamos convencidos que vamos a presenciar un gran partido, que además nos servirá una vez más para que la NFL consolide su posición de representar al deporte más popular que hay en Estados Unidos y cada día tenga también mayor proyección en el extranjero", destacó Goodell. "Cada vez son más los extranjeros que ven el Super Bowl".

Todo eso lo saben los patrocinadores que han comprado anuncios de publicidad sin importarles el pagar tres millones de dólares por 30 segundos de exposición de su producto.

La inversión publicitaria está plenamente justificada ya que la gran fiesta deportiva del año en Estados Unidos "paraliza" a toda la nación.

Ahora ya sólo falta que los Colts y los Saints decidan en el campo al nuevo campeón de la NFL, que ocupe el puesto de los Steelers de Pittsburgh, actuales campeones, y también comiencen a disfrutar de las últimas horas de diversión especial en la que está inmersa la ciudad de Miami.

"Sabemos de todo lo bien que se pasa en Miami, pero estamos aquí para luchar por un título de campeones en el partido más importante de la temporada", destacó Peyton Manning, mariscal de campo de los Colts. "Después del partido seguro que participaremos de la noche de Miami Beach y mejor siendo de nuevo campeones del Super Bowl".

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
08-02-2010 / 18:58
Marcos V.
Puntuación 0

Viendo el primer cuarto con unos Colts impresionantes en su juego, ha sido en parte una sorpresa que ganasen los Saints