Buscar

Stuttgart, de víctima a equipo resucitado antes de medirse al Barça

AFP
23/02/2010 - 17:02

Stuttgart, prácticamente moribundo a finales de 2009, ha resucitado en 2010 de la mano del nuevo entrenador, el suizo Christian Gross, que sueña con dar un susto este martes al todopoderoso Barcelona en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de fútbol.

En el momento del sorteo, en diciembre, pocos podían pensar que el equipo alemán pudiera poner en apuros al campeón europeo y español, y hasta el secretario técnico del Barça, Txiki Begiristain, se mostró satisfecho en aquel momento. "Fue bien. No podemos quejarnos", dijo al conocer el próximo rival.

Dos meses después, el panorama ha cambiado sustancialmente y el Stuttgart llega a la eliminatoria como un equipo en línea ascendente, muy lejos de la imagen de 'víctima propiciatoria' que parecía tener adjudicada. Desde la llegada de Gross como sustituto de Markus Babbel, cuando el equipo estaba amenazado por el descenso, el Stuttgart ha experimentado un espectacular ascensión en la tabla, gracias a una racha de seis victorias, un empate y una derrota.

El último triunfo fue especialmente contundente, con una goleada por 5-1 el sábado en el terreno del Colonia, con cuatro dianas del delantero germano-brasileño Cacau. "Ahora tenemos que sumar todas nuestras fuerzas y podremos entonces dar la sorpresa", declaró el atacante tras su éxito.

El Stuttgart ha pasado a la novena posición, consolidándose en la zona tranquila de la Bundesliga, por lo que la Champions se presenta como su gran aliciente para el resto de temporada.

Gross, eso sí, rechazó cualquier presión para sus pupilos y recordó que el equipo no tiene nada que perder en el duelo con el Barça. "Fui designado para evitar el descenso. Teníamos aún una posibilidad de pasar ronda en la Liga de Campeones, lo hicimos, y ahora el sorteo nos obliga a la excelencia", comentó. "Tendremos que jugar al máximo de intensidad, con un máximo de concentración (...) Tenemos que demostrar coraje, ser astutos, no cometer errores y superar nuestros límites", resumió.

Con respecto a la primera fase de la Champions, el duro test del Barcelona obligará a un esfuerzo suplementario y, sobre todo, a un mejor juego.

En su grupo, el Stuttgart firmó el pase a octavos en la última fecha, con una dramática victoria por 3-1 sobre el Unirea Urziceni rumano y aprovechando la derrota del Glasgow Rangers en Sevilla (1-0).

El Barça, que comanda la Liga española, por delante del Real Madrid, sigue siendo el gran favorito, incluso a pesar de sus apuros en la anterior ronda, con una derrota en casa ante los rusos del Rubin Kazan (2-1) que complicó la situación, antes de ganar 2-0 al Inter de Milán y reconducir el pase.

A pesar de su victoria del sábado (4-0 al Racing de Santander), el discurso del entrenador, Josep Guardiola, y del capitán Carles Puyol es menos triunfalista que el de Begiristain dos meses antes. "Todavía podemos dar mucho más y si Guardiola nos exige un punto más es porque sabe que podemos hacerlo mejor", sentenció el capitán antes de viajar a Alemania.

Otras noticias

Contenido patrocinado