Buscar

Destacamos
El efecto Alguacil se lleva por delante al Atlético y abre la lucha por el subcampeonato de LaLiga

El curling acaba con la paciencia de los chinos

AFP
23/02/2010 - 19:10

Un entrenador que echa chispas contra sus jugadoras, una atleta que pierde la voz reclamando más entrega, y un dirigente que amenaza con cortar cabezas, el curling en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010 está acabando con la tradicional paciencia china.

Considerado hasta hace poco un deporte poco excitante y hasta antitelevisivo, el curling de Vancouver está rompiendo esquemas para convertirse en uno de los deportes más reñidos de estos Juegos.

Gradas llenas de vociferantes aficionados que contagian con su pasión a los atletas, excepto a los de China, que parecen tener espesa salsa de soja en sus venas, algo que trae de los pelos a los directivos de este deporte en el país asiático.

"Estoy furioso. El problema con este equipo es que no tienen pasión. Asumen esto como un trabajo", exclamó ante la prensa Dan Rafael, el entrenador canadiense de la selección femenina china, al mostrar su descontento por el desempeño de sus pupilas en este torneo.

Las asiáticas llegaron a Vancouver con cartel de favoritas al título, dada su condición de campeonas mundiales de 2009, su primer título grande desde que comenzaron a practicar esta disciplina, hace menos de una década. Pero, en Vancouver marchan a trancas y barrancas, en tercer lugar, con 5 triunfos y 3 derrotas, por detrás de Canadá (6-1), bronce olímpico en Turín-2006, y Suecia (5-2), campeón defensor.

"Este equipo nacional de China ha estado junto por seis o siete años y muchos de sus jugadoras han estado aquí todo ese tiempo, por lo que dan por sentado que tienen la plaza asegurada", manifestó Rafael, quien hace dos años tiene las riendas del seleccionado femenino chino.

La única que parece poner un poco de pasión en la cancha es la capitana Wang Bingyu, que perdió la voz animando a sus compañeras para evitar la derrota ante Canadá por 6-5. "Gritó tanto que se quedó ronca y hoy no ha podido hablar en la reunión previa del equipo", dijo Rafael.

"Les sigo diciendo que se están portando como el Doctor Jekyll y Mister Hyde, pero creo que no me entienden bien. Durante los primeros cinco puntos del partido no parece que nadie pueda derrotarnos, pero después nos caemos", añadió.

Las cosas en el equipo masculino no andan mejor, pues marcha penúltimo en un certamen de 10 equipos, con récord de 1-6. Y los platos rotos de la mala actuación los está pagando el capitán, Wang Fengchun.

"Tenemos que mejorar el tiro. Él (Wang) se preocupa por el juego. Piensa demasiado. No puede controlar sus emociones", dijo el directivo de este deporte Li Dongyan. El problema parece ser, según el funcionario, que mientras la Wang del equipo femenino pone el corazón en el terreno, el Wang del masculino se acobarda demasiado. "Tenemos que enseñarle a controlar sus emociones. Eso es importante en la vida tanto como en el curling", acotó Li Dongyan.

El dirigente dijo que eran diferentes las situaciones de ambos equipos en este torneo "porque los chicos son un equipo joven, y ellas casi unas veteranas, con más experiencia, así que hay que exigirles más".

Otras noticias

Contenido patrocinado