Buscar

cultura
Muere Verne Troyer, el actor que encarnó a Mini Yo en las películas de Austin Powers

La anfitriona Suiza y Turquía se juegan entre sí el todo por el todo

AFP
11/06/2008 - 13:46

Suiza, que perdió en su debut 1-0 ante República Checa, y Turquía, que cayó 2-0 ante Portugal, no tienen derecho al error cuando se midan este miércoles en Basilea (a partir de las 20h45), en un duelo en que se juegan la supervivencia en el grupo A de la Eurocopa-2008 de fútbol.

Los suizos, privados de su capitán y máximo artillero Alexander Frei, lesionado en una rodilla y baja para el resto del torneo, buscarán un triunfo para no defraudar a su público en casa, a la espera del resultado de Portugal y República Checa para acomodarse en el segundo lugar, sinónimo de clasificación.

Ante la ausencia del atacante del Borussia Dortmund, el seleccionador helvético Kobi Kuhn debería apelar a Hakan Yakin, un centrocampista ofensivo de origen turco. Pero el partido contra los turcos además de la tensión que tendrá porque una derrota significará la eliminación tiene más pimienta del pasado.

La historia se remonta a la serie de repesca para clasificar al Mundial-2006. Ese pasaje quedó en mano de los helvéticos. Pero lo más recordado fue la batalla campal dentro del túnel de salida al vestuario, donde turcos y suizos se dieron duro.

El defensor suizo Stéphane Grichting, por ejemplo, fue víctima de una perforación del canal urinario tras una patada en el bajo vientre. La FIFA impuso sanciones duras, sobre todo para Turquía, que debío dejar el infierno de Estambul en seis encuentros posteriores.

Por eso, para Turquía hacerle revivir ese infierno que pasaron ellos mismos hace dos años ante su público podría ser una revancha perfecta. De ambos lados se intentó calmar el juuego, insistiendo que "sólo se trata de un partido de grupo", aunque en la calle la sensación es diferente.

"En nuestro equipo quedan pocos jugadores que estaban presente aquella noche. Nadie desea que eso vuelva a pasar", dijo el volante turco Hamit Haltintop. "Nosotros, los jugadores, queremos olvidar aquellos incidentes de Estambul", comentó por su lado el líder de la defensa suiza, Philippe Senderos.

El seleccionador turco Fatih Terim debería recomponer su línea defensiva para el choque del miércoles, privado de Gökhan Zan y con la baja de último momento del capitán Emre por lesión.

Otras noticias

Contenido patrocinado