Buscar

Las hermanas Williams vivirán el tercer capítulo de su particular batalla en Londres

4/07/2008 - 16:54

Las hermanas Williams vivirán mañana el tercer capítulo de su particular batalla en las finales de Wimbledon, una historia marcada hasta ahora por el dominio de Serena en las dos entregas anteriores de 2002 y 2003, que ahora le llega a Venus con la obligación añadida de defender el título conquistado el año pasado ante la francesa Marion Bartoli.

LONDRES, 4 (EUROPA PRESS)

Solamente Maria Sharapova (2004) y Amelie Mauresmo (2006) han osado inmiscuirse los últimos años en el palmarés de Wimbledon, coto vedado de las hermanas Williams. Venus es la que cuenta con más títulos en este periodo, cuatro, mientras que Serena solo posee dos, pero curiosamente ambos se los ha arrebatado a su hermana en la final.

En esta edición del 'Grand Slam' londinense, las dos finalistas han accedido al choque decisivo sin haber concedido ni un sólo set, en parte favorecidas por un cuadro relativamente cómodo por la prematura eliminación de favoritas como Maria Sharapova, Ana Ivanovic o Jelena Jankovic.

Así, Serena ha eliminado sucesivamente a Urszula Radwanska, Amelie Mauresmo, Bethanie Mattek, Agnieszka Radwanska y Jie Zheng, mientras que su hermana ha acabado con las esperanzas de Naomi Cavaday, Anne Keothavong, María José Martínez, Alisa Kleybanova, Tamarine Tanasugarn y Elena Dementieva. Juntas también se han mostrado intratables y jugarán la final de dobles contra Lisa Raymond y Samantha Stosur.

Con un balance global de 8-7 a favor de la hermana pequeña, Serena, las Williams disputarán su séptima final fratricida de un 'grande' con ganas de demostrar que sus partidos no están acordados, como sugirió ayer Dementieva, un comentario que provocó la ira de Venus, que parte con cierto favoritismo.

Pase lo que pase, ninguna de las dos celebrará ostentosamente la victoria por respeto a su hermana, norma habitual en la familia. El partido transcurrirá en el All England Tennis Club bajo la atenta mirada de Richard Williams, que soñaba con formar una gran jugadora y que al final vio crecer a dos de las mejores tenistas del circuito femenino.

Otras noticias

Contenido patrocinado