Buscar


Una empresa de Palencia elabora morcillas sin sangre para los testigos de Jehová

EFE
12/07/2009 - 13:36

Palencia, 12 jul (EFE).- La sexta generación de morcilleros de Villada (Palencia) saca al mercado lo que han denominado Morcillas Ecuménicas, elaboradas sin sangre y destinadas a los testigos de Jehová, que a partir de ahora pueden consumir este embutido sin cometer pecado alguno.

Fruto de la casualidad, la curiosidad, la insistencia y el conocimiento, David Ramos Truchero, la sexta generación de morcilleros de Villada, ha dado con la fórmula para elaborar morcillas sin sangre.

De esta forma, según ha explicado hoy a Efe, se podrá atender a la demanda de los testigos de Jehová, que no pueden comer sangre porque se lo prohíben sus creencias religiosas, más concretamente los versículos 3 y 4 del capítulo 9 del Génesis, en el Antiguo Testamento.

Así que a petición de los propios interesados, David Ramos, el hijo de Demetrio Ramos, que ha hecho famosas las morcillas de cebolla de Villada, ha dedicado parte de su tiempo a encontrar la forma de elaborar estas morcillas, que ha llamado Ecuménicas.

"Una morcilla de arroz y cebolla que no lleva sangre y se elabora pensando en personas que rechazan la sangre como alimento, ya sea por religión o por principios gastronómicos", ha indicado.

Después de muchos experimentos ha encontrado el ingrediente secreto que consigue el mismo efecto que la sangre, es decir, ligar el resto de productos: la cebolla, el arroz, la manteca y las especias, ha precisado.

Y es que, según este biólogo y tecnólogo de los alimentos, "la sangre no tiene sabor y su único cometido es unir y ligar el resto de alimentos".

Es más, ha conseguido que estas morcillas tengan el mismo sabor y la misma textura que las morcillas de arroz, y "que sea imposible distinguirlas con los ojos cerrados", aunque reconoce que "su apariencia es bien distinta, ya que las Ecuménicas son de un color marrón más claro".

De momento, este paso más que un negocio para la familia Ramos, es un reto y "una forma de innovar y de diferenciarnos del resto de morcilleros, además de una alternativa para luchar contra la crisis", ha asegurado Demetrio Ramos, la quinta generación de morcilleros de Villada.

Pero este no es el único experimento que se está haciendo en la fábrica que la familia tiene ahora en Villacidaler, muy cerca de Villada, donde David ha probado a hacer morcillas sin manteca, con aceite de oliva para los vegetarianos, morcillas con pasas, piñones e incluso con pipas, a sugerencia del gerente de la fábrica de frutos secos de Facundo, que también está en Villada.

Numerosas alternativas a los productos tradicionales que responden, según David y Demetrio, a las nuevas demandas del mercado.

Su última innovación ha sido la morcilla en crema, para untar, metida en tarros de cristal, que tiene una fecha de caducidad de dos años, lo que facilita su exportación y venta en cualquier parte del mundo.

En los primeros pasos de esta nueva experiencia, los Ramos ya han colocado más de 50.000 tarros de morcilla en poco más de un año, lo que indica que "el boca a boca funciona y que hay que innovar hasta cuando ofreces el producto más tradicional", ha concluido Demetrio Ramos.

De estos tarros unos cuantos han ido a un destacamento militar en Bosnia, lo que demuestra que la morcilla de Villada está al alcance de cualquiera y ahora también de los testigos de Jehová, que podrán burlar al pecado y comer morcilla con permiso divino.

Contenido patrocinado

Otras noticias