Buscar

Miles de activistas esperan en Argentina el fin de la Marcha Mundial por la Paz

EFE
1/01/2010 - 19:00

Buenos Aires, 1 ene (EFE).- Miles de activistas acampan hoy en la localidad argentina de Punta de Vacas, en la cordillera de Los Andes y vecina a Chile, donde este sábado concluirá la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia al cabo de un recorrido de unos 160.000 kilómetros por 120 países.

En Punta de Vacas, cerca del cerro Aconcagua, el más alto de América, los activistas ya se han instalado en un millar de carpas, buena parte de ellas prestadas por el Ejército argentino, "y no para de llegar gente" dijo hoy a Efe Gabriel Scaglione, uno de los coordinadores de la marcha organizada por el Movimiento Humanista.

"Autos y autobuses forman una fila de seis kilómetros de largo en la carretera del lado chileno para venir a esta fiesta", comentó.

Las autoridades chilenas y argentinas prohibieron el tránsito de camiones por la carretera que une a ambos países y pasa por Punta de Vacas, como suelen hacer cuando se multiplican los viajeros.

El acto de finalización de la marcha comenzará este sábado a las 18.00 horas (21.00 GMT), cuando lleguen a Punta de Vacas los dos "equipos base" que recorrieron "los cinco continentes", uno por la zona del océano Pacífico y la otra por la del Atlántico, desde que comenzó la marcha, el 2 de octubre en Wellington (Nueva Zelanda), explicó.

"Esperamos a una multitud para esta fiesta, en la que habrá un orador por cada una de las experiencias recogidas en los cinco continentes y luego recitales de grupos folclóricos locales y de otros países", indicó Scaglione.

El "equipo base del Atlántico" llegó el jueves a Mendoza, capital de la provincia homónima, en las cercanías de Punta de Vacas, a 1.200 kilómetros al oeste de Buenos Aires, donde fue recibido por autoridades locales y pasó la Noche Vieja.

El grupo que marchó por la zona del Pacífico celebró el miércoles un concierto masivo en el Parque O'Higgins de Santiago de Chile en su camino hacia la cita final en Argentina.

En el denominado "Concierto por la Paz", participaron Pedro Aznar y César Isella, entre otros artistas argentinos, además del grupo colombiano Doctor Krápula y Fernando Jiménez, de Costa Rica, dentro de una larga lista de conjuntos musicales.

La Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia ha recorrido el sudeste asiático, la India, Europa, África, Estados Unidos, México, Centroamérica, Brasil, Ecuador, Colombia, Bolivia y Perú, entre un total de 120 países recorridos en tres meses.

La idea de los organizadores es despertar la conciencia mundial sobre la necesidad de un mundo sin guerra ni violencia, con propuestas como el desarme nuclear, el abandono de los territorios ocupados, la reducción progresiva del armamento convencional y la renuncia de los Gobiernos al uso de la fuerza.

La iniciativa recibió el pasado noviembre, en Berlín, la Carta Mundial por la Paz, escrita por los Premios Nobel de la Paz y que les fue entregada al papa Benedicto XVI y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El humanista español Rafael de la Rubia, coordinador general de la Marcha, fue recibido el martes en Santiago por la ONG chilena "Mundo Sin Guerra", fue declarado huésped ilustre de la capital chilena y lo recibió la presidenta Michelle Bachelet, en el Palacio de La Moneda.

También este martes, la presidenta argentina, Cristina Fernández, fue anfitriona de miembros del "equipo base del Atlántico" que pasaron por Buenos Aires en camino hacia la cita final en Punta de Vacas.

Otras noticias

Contenido patrocinado