Buscar

Préval pide a la Unasur carpas y ayuda a largo plazo para Haití

EFE
9/02/2010 - 19:56

Quito, 9 feb (EFE).- El presidente de Haití, René Préval, solicitó hoy a los miembros de la Unasur, reunidos en Quito, carpas para la población que se quedó sin techo y también que apoyen a su país con ayuda a medio y largo plazo tras el fuerte terremoto que asoló a la nación el pasado 12 de enero.

Préval, quien asiste como invitado a la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), señaló que ahora mismo, en su país, hay millones de personas que no tienen techo y que, eventualmente, podrían generar manifestaciones.

Por ello, insistió en que los haitianos agradecerían la provisión de carpas de sus amigos suramericanos.

La breve participación de Préval, quien sucedió a sendas alocuciones de varios de sus colegas suramericanos, rompió en parte el tono de las intervenciones al plantear un pedido tan concreto para lo inmediato.

Préval puso a buscar carpas a los Estados de la Unasur, que discutían una estrategia para la reconstrucción de Haití, aunque no rehusó el apoyo a medio y largo plazo, que han sugerido los suramericanos.

En ese sentido, el presidente peruano, Alan García, comentó que su país no dispone de carpas para enviar inmediatamente a Haití, por su parte, el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, planteó que su nación tiene experiencia en construir albergues, por lo que propuso esa alternativa para que sea impulsada por la Unasur.

A su vez, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, recordó que se ha propuesto crear un fondo de la Unasur para canalizar las ayudas, en el marco de un nuevo tipo de solidaridad que se enmarca en la cooperación sur-sur.

"Encauzar la ayuda a través del Gobierno de Haití es importante para fortalecer a Haití", remarcó Correa y señaló que en la cita de Quito se han puesto en el tapete cuatro tipos de asistencia, multilateral, bilateral, sectorial y geográfica.

La primera coordinada por Unasur, la segunda de país a país, la tercera en cuanto a sectores como agricultura, sanidad, infraestructuras, y la cuarta como ayuda a zonas geográfica de Haití.

De su lado, el canciller argentino, Jorge Taiana, destacó que Haití aún requiere ayuda inmediata para afrontar la emergencia y que por ello se debe pensar en coordinar la ayuda que vaya directamente al pueblo haitiano.

El viceministro uruguayo de Relaciones Exteriores, Nelson Fernández, indicó que su país podría proveer de generadores de energía.

Marco Aurelio García, delegado del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró que la ayuda de la Unasur debe ser "más efectiva" hacia Haití, donde no sólo ocurrió una tragedia natural, sino una catástrofe social.

"Otros países sufren terremotos, pero no tienen tanto impacto" como lo sucedido en Haití, por lo que la Unasur debería coordinar la ayuda inmediata con la prevista a medio y largo plazo, añadió.

El brasileño dijo que el bloque suramericano debe elaborar una "ingeniería política", para que todo su esfuerzo vaya al fortalecimiento del Estado haitiano.

"Haití es un país soberano, no es una colección de proyectos", añadió el representante brasileño e insistió en que el apoyo al Gobierno haitiano debe partir de escuchar al presidente de ese país.

En ese sentido, dijo que sería interesante la postura haitiana que ha solicitado a los países que forman la Misión Internacional de Estabilización para Haití (Minustah), "cambiar soldados combatientes por soldados de ingeniería" y "trasladar menos blindados y más máquinas" hacia la nación caribeña.

También sugirió formar un equipo técnico de la Unasur que serviría de enlace con el Gobierno haitiano, para evaluar las necesidades de ese país y canalizar la ayuda.

El delegado presidencial chileno, Juan Gabriel Valdez, indicó que, por pedido de las asociaciones femeninas de Haití, la presidenta de su país, Michelle Bachelet, visitará la nación caribeña el próximo 20 de febrero.

Además, Valdez dijo que la Unasur debería también enfocar sus acciones de apoyo a Haití con las Naciones Unidas y señaló que Chile podría enviar inmediatamente al país caribeño unas 2.000 carpas, como un aporte para las 200.000 que solicita el Gobierno de Puerto Príncipe.

A la reunión convocada por Correa, en su calidad de presidente pro témpore de la Unasur, asisten, además, los presidentes de Haití, Perú, Paraguay y Colombia; así como representantes de Bolivia, Venezuela, Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, de Surinam y Guayana.

Otras noticias

Contenido patrocinado