Buscar


Fabricantes de coches ensayan en L'Albornar sistemas de detección de peatones

EFE
23/02/2010 - 18:02

Barcelona, 23 feb (EFE).- La mayoría de las marcas de automóviles que fabrican vehículos de gama alta están ensayando sistemas de detección y protección de peatones en las instalaciones de Applus+ IDDIADA en L'Albronar (Tarragona), que son las únicas de Europa que utilizan prototipos antropomórficos con extremidades móviles.

Según ha informado hoy el director de la Cátedra Applus+ de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Francisco Liesa, la plataforma de ensayos que instalaron hace medio año en L'Albornar ya ha sido probada y funciona "perfectamente".

La instalación es una pista de pruebas en la que un maniquí sostenido con poleas aparece en medio de la vía en el momento en que pasa el coche.

El maniquí tiene las mismas dimensiones que un hombre y mueve las extremidades, por lo que resulta más parecido a las circunstancias reales que los prototipos utilizados en otras instalaciones europeas.

El maniquí es detectable por el radar o por cualquier otra de las tecnologías que están desarrollando los fabricantes de coches para evitar atropellos.

"Muchos fabricantes están trabajando en la instalación de detectores de peatones situados dentro del vehículo" y "se calcula que estos sistemas estarán validados y listos para salir al mercado en 2012", ha señalado el responsable de proyectos de la Cátedra, David Gallegos.

Entre las nuevas tecnologías que están incorporando los vehículos se incluyen las del radar, que distinguen los obstáculos de la vía, las que disciernen los obstáculos mediante un haz de luz, y las de cámara, que analizan la morfología del objeto para distinguir al peatón.

En general, los sistemas avisan de la presencia de una persona en la calzada para que sea el conductor quien frene, aunque también pueden estabilizar el vehículo y ayudar a realizar la maniobra.

Las instalaciones de L'Albornar permiten validar estos sistemas, tanto de día como de noche, en accidentes entre coches y peatones en intersecciones.

Francisco Liesa ha añadido que espera que el sistema de validación que ha desarrollado la Cátedra Applus+ de la UPC se convierta en el protocolo estandarizado para ensayar los sistemas "pre-crash".

En este sentido, Liesa ha destacado que la de L'Albornar es "la única instalación de Europa" que utiliza un maniquí que mueve las extremidades, por lo que resulta muy útil para validar sistemas que analizan la morfología y los movimientos para detectar peatones.

Además, este prototipo es "totalmente impactable", ya que en el caso de que fallen los sistemas y el coche atropelle al maniquí, el vehículo no resulta dañado.

En el futuro, esta tecnología se puede adaptar para simular cualquiera de los obstáculos que un coche puede encontrarse en la carretera, como un ciclista, un motorista o una persona con un cochecito de niños.

Un total de 589 personas murieron atropelladas en España durante 2007 y en Europa mueren unas 6.000 personas al año aproximadamente, según los datos de la UPC.

El 40 por ciento de los muertos en accidentes en vías urbanas son peatones, mientras que en las vías interurbanas el porcentaje es del 15 por ciento.

En Barcelona murieron 40 personas en accidentes de tráfico durante el 2009, de las cuales 16 eran peatones.

Otras noticias

Contenido patrocinado