Buscar


El Govern asegura que la presencia del oso en el Pirineo "no tiene vuelta atrás"

EFE
14/09/2018 - 17:14

Barcelona, 14 sep (EFE).- El director general de Políticas Ambientales y Medio Natural, Ferran Miralles, ha asegurado hoy que la presencia del oso Goiat en el Pirineo "no tiene vuelta atrás".

Miralles ha señalado en una rueda de prensa que "un solo ejemplar no puede poner en peligro el trabajo de 20 años" y, por eso, el futuro de Goiat "no se tomará en caliente, sino en base a una evaluación técnica que se está elaborando".

De esta forma, el director general de Políticas Ambientales y Medio Natural ha defendido el proyecto de consolidación del oso en el Pirineo.

Asimismo, lo ha tildado de "una apuesta doble del Govern por la biodiversidad y la convivencia con la actividad humana".

En este sentido, Miralles ha destacado el "valioso" trabajo llevado a cabo gracias al proyecto Piroslife que, además de la Generalitat, también implica al Consejo General del Aran, la Fundación Oso Pardo, Forestal Catalana y la Universidad de Lleida, desde el año 2015.

En referencia a las quejas de los ganaderos del Pirineo por los reiterados ataques del oso al ganado, Miralles ha asegurado que "los daños provocados por la fauna salvaje no son el principal problema de la ganadería de montaña, sino que se añade al resto de problemas que vive el sector".

Por ello, ha dicho, "desde el Govern se trabaja por la cohabitación entre esta especie y la ganadería".

Mientras, las indemnizaciones a ganaderos por daños del oso en 2016 y 2017 representaron un total de 10.000 y 30.000 euros, respectivamente.

Asimismo, el Parc Natural del Alto Pirineo también ofrece ayudas al sector ganadero y al fomento de la ganadería extensiva, destinando este año para ello un presupuesto de cerca de 1,5 millones de euros.

No obstante, a parte de las indemnizaciones y ayudas, Cataluña ha puesto en marcha un dispositivo de prevención de los daños con un equipo técnico en el Valle de Aran y el Pallars Sobirà.

Según Miralles, el agrupamiento de ganados de ovino es de los que presenta unos mejores resultados.

Concretamente, destaca que en 2017 el ganado no protegido o protegido de forma incorrecta han tenido 20 veces más depredaciones que los bien protegidos por el proyecto Piroslife.

Así, los pastores de ovino pueden acogerse a un servicio que ofrece la Generalitat de vigilancia gratuita las 24 horas del día durante los 5 meses que el ganado sube a las cotas más altas de montaña.

Actualmente, Piroslife ofrece 6 agrupamientos: los de Gausac-Casau y Bagergue, los de Isil, Tavascan, Bonaigua y Boldís-Àreu.

En este punto, Miralles ha reconocido que "la presencia del oso significa una molestia adicional para el sector afectado", ya que obliga a volver a la vigilancia y la protección del ganado, hábito que se había abandonado prácticamente en los últimos 30 años.

El director general de Políticas Ambientales y Medio Natural también ha explicado que Piroslife es un proyecto impulsado por la Comisión Europea en el marco de los programas Life-Natura.

El proyecto cuenta con un presupuesto global de cerca de 2,5 millones de euros para desarrollar diversas acciones vinculadas a la consolidación de la población de osos en el Pirineo central, el 75% aportado por la Unión Europea.

De momento, ha explicado Miralles, en los 4 años que lleva en marcha el proyecto se han invertido 1,7 millones de euros, el 71% del total, la mayoría de los cuales destinados a la ganadería.

No obstante, a parte de la financiación de Piroslife, Miralles ha destacado que, durante el periodo de este proyecto, ha habido aportaciones adicionales por parte de la Generalitat del orden de 200.000 euros.

A mediados de los 90 el oso pardo estuvo a punto de extinguirse en los Pirineos y, para evitarlo, la Unión Europea impulsó un programa LIFE, coordinado entre Francia y España, con Navarra, Aragón y Cataluña, que comportó la liberación de tres osos en los Pirineos centrales.

El último fue el de Goiat, en 2016, por parte de la Generalitat.

Contenido patrocinado

Otras noticias