Buscar

Laia y Nora son los primeros bebés nacidos en España en 2009

EFE
1/01/2009 - 19:48

Madrid, 1 ene (EFE).- Dos niñas -Laia, en Cataluña, y Nora, en Castilla-La Mancha- son los primeros bebés nacidos en España en 2009 y llegaron al mundo prácticamente al compás de las campanadas, pero también en otras nueve comunidades autónomas los primeros nacimientos han sido de este mismo sexo.

En el primer minuto del año, el hospital de Sant Pau de Barcelona acogió el nacimiento de Laia, hija de padres uruguayos que desde hace cuatro años residen en la Ciudad Condal y que ha pesado al nacer 3,2 kilogramos.

Sus padres han querido ponerle un nombre catalán -Laia (cuyo significado es que "habla bien")- en homenaje, según han dicho, a la ciudad que les ha acogido, ya que es la patrona de Barcelona.

Al tiempo que Laia venía al mundo, en una ciudad castellanomanchega -Cuenca- lo hacía Nora, cuyo alumbramiento se produjo en el hospital Virgen de la Luz tras un parto que se desarrolló con normalidad.

Nora, que pesó al nacer 2,890 kilogramos, es hija de un matrimonio español residente de Cuenca.

Tan sólo habían pasado dos minutos de la medianoche cuando nació el primer bebé canario de 2009, una niña que llegó al mundo en el hospital Materno-Infantil de Gran Canaria y de la que su madre no ha querido que se facilitan más datos.

En tres comunidades autónomas el primer parto se ha producido a las 00.05 horas: Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura.

Otra niña, Irene, ha sido la primera andaluza en nacer y su llegada al mundo ha tenido lugar en el hospital San Cecilio de Granada. Al igual que en el resto del país, la mayoría los primeros niños en las provincias andaluzas han sido del sexo femenino: cinco frente a tres varones.

Alejandro es el nombre del primer bebé que ha sido alumbrado en la Comunidad Valenciana, en concreto en el hospital de La Ribera, en Alzira (Valencia), y cuyo peso fue de 2,760 kilogramos.

Sólo habían pasado también cinco minutos cuando en el hospital cacereño de San Pedro de Alcántara nació el primer extremeño: Oliver.

El hospital de La Paz ha acogido el alumbramiento del primer bebé madrileño, también una niña a la que sus padres han querido poner el nombre de Claudia y que, con 2,650 kilogramos y 46 centímetros, llegó al mundo a las 00.14 horas.

Según ha explicado su madre, Claudia quiso esperar a que su padres y los médicos se tomaran las uvas para nacer.

En Navarra, el primer bebé se llama Maider, una pequeña nacida a las 00.18 horas en el centro García Orcoyen de Estella.

Con apenas un minuto de diferencia, fueron alumbrados los primeros bebés de Baleares y de Galicia, a las 00.26 y 00.27 horas, respectivamente.

El primero de ellos es una niña, María Parra, que nació en el hospital de Son Dureta, en Palma, de padres mallorquines, y el primer bebé gallego es también del mismo sexo: se llama Lucía y pesó 4,3 kilos cuando vino al mundo en Vigo.

En el País Vasco el primer bebé tardó algo más en nacer, justo una hora después de comenzar el año. Fue un niño, de 4,2 kilos, que fue alumbrado en Zumárraga.

En Castilla y León, concretamente en el Hospital de León nació la primera bebé de la comunidad autónoma. Fue a la 1.10 de la noche y pesó 3'250 Kg

Siete minutos más tarde, en La Rioja venía al mundo en el Hospital San Pedro de Logroño, un niño llamado Leo Márquez Garrido y que pesó, 3'5 kilos y midió 51 centímetros.

La Comunidad de Murcia se unió a los natalicios del primer día del año con una niña que nació a la 1'38 horas en el hospital Virgen de la Arrixaca. Naiara, nombre elegido por los padres, pesó 3'395 kilogramos

El primer cántabro de 2009 llegó al mundo a las 2'13 horas en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Santander. Jacobo pesó 3,40 kilogramos y es el segundo hijo de un matrimonio de españoles.

A las 2'45 y en el Hospital Universitario Central de Asturias, nacía una niña con un peso de 2'940 kilos, que se convirtió en la primera asturiana del nuevo año.

El 2009 trajo a Zaragoza un niño que vio la luz a las 3'35 horas en el Hospital Clínico de la ciudad, con un peso de 3'540 kilos.

La noche tuvo su anécdota peculiar en Ceuta, donde llegó una mujer marroquí de 19 años para dar a luz, después de haber cruzado la frontera cuando se encontraba en avanzado estado de gestación.


Otras noticias

Contenido patrocinado