Buscar


La Comunidad de Madrid reconvertirá el instituto San Mateo en el nuevo colegio catalán

EFE
12/03/2008 - 2:12

Madrid, 12 mar (EFE).- La Comunidad de Madrid reconvertirá el céntrico Instituto de Educación Secundaria San Mateo en el anunciado colegio público catalán Josep Tarradellas, que podrá abrir sus puertas el próximo curso para impartir enseñanza Infantil y Primaria si hay suficientes solicitudes de familias interesadas.

Este proyecto ha sido anunciado hoy por la consejera madrileña de Educación, Lucía Figar, en una rueda de prensa convocada para explicar el decreto de mínimos de las escuelas infantiles en la Comunidad de Madrid.

El Instituto San Mateo se ubica en la calle de la Beneficencia, en el distrito de Centro de la capital, tiene capacidad para 650 alumnos aunque sólo 60 estudian actualmente y a día de hoy ha recibido una única inscripción para el próximo curso.

Lucía Figar ha explicado que la elección de este centro se ha producido después de analizar detalladamente la disponibilidad y ubicación de los centros que conforman la red pública de la Comunidad con el objetivo de garantizar la apertura del colegio catalán el próximo curso.

Para que esto sea posible, Educación ha fijado en 10 el número mínimo de alumnos por aula en cada uno de los cursos de Infantil (de 3 a 6 años) y Primaria (de primero a sexto) que se impartirán.

Con este fin, la Consejería abre hoy, a través de los centros escolares, un periodo informativo sobre esta nueva opción educativa y las familias interesadas en escolarizar a sus hijos en el colegio catalán deberán realizar la correspondiente solicitud entre el 26 de marzo y el 15 de abril.

La responsable madrileña de Educación ha explicado que "la lengua vehicular" de las materias será el catalán por lo que los profesores que impartan las clases deberán acreditar su dominio.

El IES San Mateo, situado en el número 4 de la calle de la Beneficencia, dispone de "buenas instalaciones" y está bien comunicado por autobús y Metro (Tribunal, Bilbao y Alonso Martínez), lo que facilitaría el traslado de los alumnos, que podrán residir dentro o fuera de la capital al haberse consignado la "zona única" educativa.

Si finalmente el colegio público catalán no abriera sus puertas porque la Consejería de Educación no recibiera las "suficientes peticiones", el centro San Mateo tendrá un uso educativo "pero no seguirá funcionando" como instituto de educación secundaria, ha dicho Fígar, que ha asegurado que en los últimos años ha registrado una pérdida considerable de estudiantes.

La dirección del San Mateo, sus 15 profesores y los 60 alumnos conocen ya la decisión de la Comunidad, que de modo inmediato contactará con los profesionales para solucionar, "de modo individual", su situación y ofrecerles una plaza equiparable a la suya en otros centros de la región.

Respecto a los alumnos, ha asegurado que no tendrán dificultad a la hora de escolarizarse en centros del entorno que contabilizan actualmente más de 200 vacantes en Enseñanza Secundaria.

En la Comunidad de Madrid hay asentadas unas 100.000 familias catalanas.

Contenido patrocinado

Otras noticias