Buscar


FAPA y los sindicatos critican el "caos de fin de curso" y los exámenes extraordinarios

EFE
14/06/2018 - 19:48
Más noticias sobre:

Madrid, 14 jun (EFE).- La FAPA Giner de los Ríos y los sindicatos CCOO y UGT coinciden en criticar el "caos y elevado absentismo" que está provocando en los institutos el adelanto a junio de los exámenes de septiembre en ESO, Bachillerato y FP, en aplicación del nuevo calendario escolar que "no se aprobó por consenso", aseguran.

La secretaria de Enseñanza de CCOO, Isabel Galvín, va más allá al anunciar que emprenderá "acciones jurídicas" ante los cambios de funciones y de horarios -del profesorado y del alumnado- a los que Educación ha abocado a los centros "fuera del marco normativo" entre los días 8 y 22 de junio.

La FAPA asegura que "los padres están enfadados por cómo se está gestionando este mes de junio. Desde el 31 de mayo sus hijos están yendo a los institutos de vacío. Y a partir del 8 de junio, cuando se entregaron las notas el absentismo de los alumnos que han aprobado todo está siendo brutal, del 85%", ha dicho a Efe su presidente Camilo Jené.

"En muchos institutos no se ha organizado bien, en un 80% no hay actividades extraordinarias. Los alumnos que han suspendido debían tener refuerzos y apoyo, pero están en el mismo aula todos juntos y así no hay quien estudie", según Jené para quien el nuevo calendario lectivo fue aprobado en el Consejo Escolar, donde "la administración tiene mayoría y no hubo consenso".

El calendario, agrega, "prevé 175 días lectivos obligatorios, de dar y recibir clase. Pero con este cambio se ha quedado en 160, el alumno no está yendo y el profesorado no está dando el currículo, y los exámenes extraordinarios -los que antes eran en septiembre- empiezan ya la semana que viene", continúa el responsable de la federación de AMPAs.

"Es claramente insuficiente" el tiempo para que el alumno que suspendió pueda recuperar alguna materia, y el absentismo de los demás puede aumentar hasta el día 22. Cada centro está "imponiendo" sus propias normas "sin ninguna directriz" por parte de la Consejería, según Jené.

UGT recalca que rechazó cambiar el calendario por la "falta de medidas claras de refuerzo y organizativas por parte de la Administración", que ha trasladado "al profesorado y a los centros la responsabilidad del proceso" y, frente al absentismo, los profesores "solo pueden trasladar las faltas de asistencia a las familias", según su secretaria Teresa Jusdado.

Por ello, UGT exige a la Consejería "que se responsabilice de las consecuencias de este desastre organizativo"; que informe a los sindicatos de los resultados -positivos y negativos- de este cambio de fechas de la evaluación extraordinaria; que "confíe en la evaluación continua" que hacen los docentes y "no repita este experimento" el próximo curso sin antes de evaluar los resultados.

En la misma línea, CCOO asegura que Educación "no ha dictado regulación alguna para la reorganización de las tareas y horarios de alumnos y profesores" para este mes, y critica "las consignas de última hora con instrucciones no formales a los centros, diciendo que pueden hacer uso de su autonomía", porque así "se traslada a los centros toda la responsabilidad".

Además, "los centros se ven obligados a realizar las evaluaciones ordinarias y extraordinarias en menos de dos semanas", ya que los exámenes extraordinarios de junio serán el 21 y 22 de junio.

Por su parte, el consejero de Educación, Rafael van Grieken, defendió ayer el nuevo calendario escolar, y considera que se necesitan "dos años" para evaluar las consecuencias del nuevo sistema que ya aplican otras comunidades.

Otras noticias

Contenido patrocinado