Buscar

Vuelven a Madrid la luz y la música de Fiebre del Sábado Noche

17/02/2009 - 16:08

La historia, basada en la película de 1977 dirigida por John Badham, está ambientada en Brooklyn, el barrio de Nueva York donde Manero, dependiente en una tienda de pintura, se transforma cada noche en el rey de la pista en la discoteca de moda, en la que luce sus llamativas camisas con cuello en V y chorreras y sus pantalones acampanados.

MADRID, 17 feb (Reuters) - Nueva York, Sídney, Amsterdam, Londres, Buenos Aires y ahora, el teatro Coliseum de Madrid: 'Fiebre del Sábado Noche' aterriza en la capital y promete dos horas de sumersión en Odisea 2001, la discoteca que en los años 70 acogió los bailes de Tony Manero al ritmo de los Bee Gees.

'Queríamos que la gente se sintiera como en Odisea 2001', afirmó Julia Gómez Cora, directora general de Stage Entertainment en España, refiriéndose al escenario, montado a imagen de la famosa pista de baile de la cinta, y al patio de butacas, dividido en dos partes, una de las cuales es la 'zona disco', donde los espectadores podrán tomar una copa y bailar.

'Va a haber disco algunas noches después del show, así que al gente se podrá quedar', afirmó Juan Pablo Di Pace, que interpreta a Tony Manero.

'Siento que se me ha dado un gran regalo, es un personaje muy mítico', afirmó el actor argentino, intérprete en la película 'Mamma Mía' junto a Meryl Streep y Pierce Brosnan.

Gómez Cora, cuya empresa patrocinó otros musicales de éxito en España como 'La bella y la bestia' o 'Mamma Mía', definió la historia como 'una píldora de la alegría', y afirmó que 'está comprobado que en estos momentos la gente necesita divertirse y salir' para hacer frente a la crisis, por lo que el lema del cartel de presentación del musical es 'Contágiate de la fiebre'.

En 1977, año en el que se estrenó la película que lanzó a John Travolta al estrellato, España estaba abriéndose camino hacia la democracia tras la muerte del general Francisco Franco, y lo que sonaba en el momento eran las canciones de Nino Bravo o Joan Manuel Serrat, mientras que en el cine se cultivaba el 'landismo'.

Fuera de España triunfaba el rock suave de Elton John o The Eagles, el 'rythm and blues' de Stevie Wonder, el quinteto The Jackson Five o la música disco, terreno que dominaban ABBA y los Bee Gees, mientras que en cine triunfaban 'Tiburón' y 'La guerra de las galaxias'.

Todo el teatro Coliseum ha sido modificado para recrear el ambiente de esos años, la música del director de sonido Mick Potter y las coreografías de Karen Bruce, explicó Gómez Cora.

El cambio que van a notar los espectadores es que no se han mantenido los tonos altos de las canciones de los Bee Gees puesto que los organizadores querían que el espectáculo resultara más creíble y natural, aseguró Phil Edwards, el supervisor musical del show, y, aunque se han mantenido las canciones de los hermanos Gibb en la película, también se han incluido otras para convertirlo en musical, aunque habrá que esperar al estreno el 20 de febrero para saber cuáles son.

(Información de Elena Massa; Edición de Inmaculada Sanz; Reuters Messaging: elenamassa..reuters.com@thomsonreuters.net + 34 915858341; elenamassa.@thomsonreuters.com)

COPYRIGHT

Copyright Thomson Reuters 2009. All rights reserved.

The copying, republication or redistribution of Reuters News Content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Thomson Reuters.


Otras noticias

Contenido patrocinado