Buscar

David Bravo

El abogado David Bravo, elegido personaje más influyente de Internet por los usuarios de 'elEconomista.es' y especializado en materia de propiedad intelectual charlará con los internautas el próximo jueves 27 de enero a las 17 horas.

- El envío de nuevas preguntas se encuentra cerrado -

#1

@opinguino: hola David, como profesional del sector de internet (desarrollador web) ¿qué medidas debería tomar para evitar que se cierren las webs de mis clientes por esta ley? ¿qué medidas podríamos establecer para evitar un cierre administrativo de una página una vez llegada la orden de las brigadas de la ministra?. gracias por tu labor.

Los abogados tenemos un gran problema a la hora de dar consejos de este tipo porque las leyes que rigen el fondo de los asuntos no han cambiado. Lo que era legal ayer lo seguirá siendo tras la aprobación de la Ley Sinde. Esta ley no cambia la norma que regula su actividad sino al árbitro que la interpreta y resulta absolutamente imposible hacer predicciones fundadas sobre cómo interpretaran las siempre complejas leyes de propiedad intelectual un órgano administrativo. Con esta ley un abogado especialista lo único que podrá es darle consejos para adaptar completamente su empresa a la ley vigente, pero después tendrá que cruzar los dedos para que la Comisión del Ministerio de Cultura no interprete las leyes a su modo y manera frenando una actividad que un juez bien podría considerar perfectamente legal.

#2

hola david ¿con esta ley nos sera imposible bajarnos peliculas o musica? gracias un saludo antonio

La norma resultará del todo punto ineficaz a los fines que pretende. Creer que por cerrar páginas de enlaces -que carecen de todo contenido más allá de los propios links- significará acabar con las descargas es como pensar que eliminando el índice de la enciclopedia acabas con la enciclopedia. Los ciudadanos seguirán intercambiando archivos desde las redes P2P, que cuentan con sus propios buscadores. En menos de una semana se habrá encontrado un nuevo y, probablemente, más eficaz, modo de localizar los archivos que se desean intercambiar. Además es de prever que por cada página que se cierre se abrirán diez más haciendo inútil todo procedimiento.

#3

esta ley sera algo similar a lo que esta pasando en francia que controlan el contenido de archivos que pasa por tu conexion y si detectan que hay descargas te acaban cortando la conexion?

En absoluto. Con esta ley no puede cortarse la conexión de los usuarios que descargan.

#4

Hola, David. ¿Qué opinas de los artículos de opinión de gente como Alejandro Sanz y Javier Bardem en los que criticaban el rechazo de la Ley Sinde en el Congreso?

Y no sólo ellos. Tras el rechazo en el Congreso de la Ley Sinde, los medios amanecieron llenos de lamentos de populares actores y músicos. Coincidían todos ellos en defender la Ley pero sin para ello dedicar una sóla línea a su concreto contenido. De este modo se limitaban a describir las calamidades que atraviesa la industria creyendo que así se daban también argumentos suficientes para defender la necesidad de esa Ley. En definitiva, la argumentación de por qué la Ley Sinde debió aprobarse se sostenía en la importancia del bien jurídico que pretende proteger y restándole tal importancia al medio para conseguirlo -esto es, a la propia Ley propuesta- que ni tan siquiera se hizo el menor análisis del mismo, como si la desesperación de la industria convirtiera en irrelevante la forma de solucionar el problema. La adhesión de ese sector de opinión al principio de que el fin justifica los medios pocas veces se ha expuesto con tal claridad y falta de pudor.

#5

Usted es un opositor de la Ley Sinde, ¿es que acaso cree que los músicos deben dedicarse a vivir del aire?

La trampa argumental que usted me plantea en su pregunta es lo que se llama falacia de la falsa dicotomía, muy popular ahora entre determinados miembros de la industria y del gobierno para argumentar a favor de la Ley Sinde.

Según la wikipedia esta falacia lógica "involucra una situación en la que se afirma que dos puntos de vista son las únicas opciones posibles, cuando en realidad existen una o más opciones alternativas que no han sido consideradas. Las dos alternativas son con frecuencia, aunque no siempre, los puntos de vista más extremos dentro de un espectro de posibilidades". En el caso de la Ley Sinde, la falacia de la falsa dicotomía ha sido la más utilizada por aquellos que la defienden, de modo que plantean en sus artículos dos opciones posibles, por un lado, la defensa de la Ley Sinde y por el otro la defensa de que los artistas desaparezcan. Con esta falacia lógicamente lo que se pretende es convencer a quien te lee de que debes apoyarles a ellos y a la Ley Sinde porque, si no lo haces, rápidamente quedarás ubicado en la otra opción, esto es, en la de un ser desalmado que quiere que los músicos se mueran de hambre. De este modo se expone una situación falsa en la que el mundo se divide, por un lado, en aquellos que defienden la Ley Sinde y, por el otro, aquellos que no tienen interés alguno en que los artistas vean remunerado su trabajo. Se plantean dos posturas extremas -y la Ley Sinde obviamente lo es- con la idea de que se escoja lo que consideran el mal menor, obviando conscientemente que en realidad hay una ampliar gama de grises y posibilidades entre esas dos posturas.

El mejor ejemplo de la falsa dicotomía -aunque el suyo es también de los buenos- lo expuso el periódico La Razón en su portada del día siguiente al reclazo de la Ley Sinde en el Congreso, donde podía leerse el titular "Ganan los piratas". Muchos objetaréis que el ejemplo no vale porque al fin y al cabo es la portada de La Razón y no es como si lo hubiera dicho un periódico de verdad, pero lo cierto es que no es el único ejemplo. Podemos encontrar más de lo mismo, por ejemplo, en el artículo que publicó Alejandro Sanz al respecto y en el que decía que con el rechazo a la Ley Sinde "se protege al pirata, al proxeneta de las canciones robadas (trata de blancas, de negras, fusas y semifusas), aquí y anteayer se votó para proteger el derecho del pirata a mantener su burdel musical abierto y se votó en contra del artista". O lo que es lo mismo, o se apoya la ley o se vota contra el artista. Falsa dicotomía. Por su parte, Javier Bardem, también colocó la trampa argumental que significa la falsa dicotomía al decir que "ya no hay ley que proteja al que se le ha robado. Ahora abraza al ladrón". O se vota la Ley Sinde o se abraza al ladrón. Lo dicho: una falsa dicotomía.

#6

¿Qué opina de la dimisión de Álex de la Iglesia?

Es una persona coherente y con principios. Estaba a favor de la Ley Sinde hasta que notó que había algo que no le habían contado y decidió informarse mejor. Convocó una reunión con el único objeto de escucharnos y no una pantomima como la que organizó la Ministra de Cultura sentándose 20 minutos como una estatua de cera ante varios expertos que intentaron explicar a la madre de la criatura algo que probablemente ella ya conocía de su hijo pero que le daba igual. A De la Iglesia no le dio igual y su postura cambió en cuanto se interesó sinceramente en conocer la opuesta. Llegados a ese punto no había manera de seguir dando su opinión personal porque, por su cargo, su voz no le representa sólo a sí mismo. Entre callar lo que piensa por tener el cargo que tiene y dejarlo, ha preferido lo segundo. Con pocas personas me he topado en mi vida capaces de hacer algo así. He hablado personalmente con él varias veces sobre este asunto y puedo asegurar que no hay dobleces de ningún tipo. Es simple y pura ética, algo que levanta sospechas rápidamente en aquello que ya están demasiado acostumbrados a ver lo contrario. La lamentable endogamia de algunos colectivos suele castigar con dureza la discrepancia. Espero que no suceda así en este caso.

#7

¿Qué cambia con la nueva Ley Sinde?

La enmienda es cosmética y no cambia el hecho de que mediante la llamada Ley Sinde se atribuiría a una comisión del Ministerio de Cultura y no a un juez la potestad de decidir si desde una web se están vulnerando derechos de propiedad intelectual así como el cierre de la página. Todo ello con independencia de que la web tenga o no ánimo de lucro, ya que se incluyen a aquéllas no lucrativas pero que sean "susceptibles de causar un daño patrimonial".

Ahora introducen otro juez en el proceso pero la cuestión relevante es conocer qué decide el juez. En el procedimiento se limita expresamente al juez la posibilidad de decidir si existe o no la infracción denunciada y la pertinencia de la medida de cierre de la web. Estas dos cuestiones, que son las esenciales, las decide la Administración. Si bien podrá usarse contra cualquier web que un titular de derechos señale con el dedo, el procedimiento parece diseñado para cerrar las denominadas como webs de enlaces, que los jueces vienen declarando sistemáticamente como no infractoras de derechos. Ahora el Ejecutivo eliminará a esos mismos jueces de la ecuación y rearbitrará un partido que la industria perdía por goleada.

Esta situación mediante la que el poder ejecutivo sustrae determinados ámbitos de decisión al judicial, ya ha sido perfectamente descrita por la sociología jurídica. Boaventura de Sousa Santos, en su libro "Socilogía jurídica crítica" (página 114) dice: "Los intentos de ejercer el control político sobre la actividad judicial suceden por razones semejantes y recurriendo a medios similares: transferencia de ciertas áreas de litigio del ámbito de los juzgados ordinarios a juzgados especiales o a agencias administrativas bajo el control del poder ejecutivo".

#8

David, ¿Quién compondrá la comisión que cerrará las webs?

La comisión estará formada por miembros de diversos ministerios lo que dará a la Administración una llave única y sin precedentes para cerrar páginas pese a que la actividad que realizan podría considerarse perfectamente legal según el criterio de un juez. Los conflictos relacionados con la propiedad intelectual, especialmente complejos y llenos de matices, deben ser decididos por jueces. No se trata de un coche aparcado en doble fila, una cuestión de hecho objetiva y fácil de comprobar, sino de una materia que requiere un conociento profundo.

#9

¿Crees que llegará a España algún dia algún servicio como Netflix?

Según he podido leer en las noticias, sin poder confirmar por tanto que sea absolutamente cierto, el principal problema de Netflix en España es que los gastos en derechos de propiedad intelectual en este país son de entre 2 y 3 veces mayores que en otros países como Francia o Alemania. De ser cierto que éste fuera el obstáculo, sería una prueba más de que la industria está haciendo esfuerzos especiales dirigidos a su propia autodestrucción.

#10

¿Por qué la industria no evoluciona y proporciona modelos de negocio basados en la red, tal como Spotify, Netflix, Hulu? Si está claro que es la solución, ¿qué les impide adoptarla?

Es absolutamente incomprensible. Recuerdo que en la reunión que tuvimos con Álex de la Iglesia y otros representantes de la industria de los contenidos, les comenté que percibía que todos estábamos de acuerdo en una cuestión esencial: que el intercambio de archivos es una realidad imparable. Teniendo eso en cuenta, yo no entendía, y sigo sin entender, por qué ese empeño en seguir hablando y lamentando una cuestión que, te parezca bien o mal, es simplemente irresoluble. La única cuestión que sí puede tratar de resolverse es la correspondiente a la remuneración de los titulares de derechos, ya sea con un cambio en los modelos de negocio como los que usted menciona, o con otro tipo de propuestas como la Licencia General Opcional (LGO) que se planteó en su día en Francia y que partía de un principio básico: lo que es disfrutado por todos debe ser sostenido por todos.

#11

¿Cerrarán páginas de enlaces como SeriesYonkis o Cinetube? En el caso de ser así, ¿qué órgano gestor se encargará de decidir su ilegalidad? Muchas gracias.

Curiosamente la industria ya ha solicitado el cierre de Cinetube cautelarmente. Sin éxito, porque se trata de una web de meros enlaces y, por lo tanto, no infringe derecho alguno de propiedad intelectual. Con la Ley Sinde probablemente la Comisión cerrará webs semejantes a Cinetube, pese al criterio sostenido por los jueces desde hace años.


Despedida

Gracias por vuestras preguntas. Siento no haber podido contestarlas todas. Ánimo a todos, los días que vienen y lo que hagamos será determinante para la lucha contra la Ley Sinde y la burla que supone a derechos y garantías que, a estas alturas, ya deberían ser muy elementales.