Buscar

La acusación particular sostiene que se sustrajeron 1,8 millones y que Durand corrió un "peligro real de muerte"

29/01/2009 - 15:20

El abogado de 'La Paca' afirma que Durand "miente y ha mentido" durante el proceso y que "nunca hubo negociación con Gómez"

PALMA DE MALLORCA, 29 (EUROPA PRESS)

El abogado de la acusación particular, Daniel Castro, sostuvo hoy, en el juicio que se celebra por el caso Son Banya, que en los hechos que se investigan cada uno de los acusados mantuvo un rol concreto en torno la presunta retención ilegal de Ignacio Durand, Bruno Gálvez y Nicoletta Valeria Soltesz, y posteriormente en la supuesta trama urdida por Gómez y López. Tal y como expuso, del poblado se sustrajeron un total de 1,8 millones de euros

En su intervención durante la presentación de los informes finales, se refirió asimismo a los hechos sucedidos en la gasolinera de Es Rafal el 19 de abril de 2006 tras el presunto secuestro de Gálvez y Nicoletta por parte de Isidro, Juan y Carlos Óscar Cortés, donde los dos primeros, "si tantas ganas tenían de denunciar por el robo del dinero y tan lógico era haberlo hecho, no denunciaron y prefirieron huir".

En referencia a la declaración realizada por Durand durante el juicio, la consideró "contundente" y "se ha mantenido inalterable en lo sustancial". Tal y como recalcó, "es imposible reprocharle nada porque trabajaba en el poblado y le daban de comer", por lo que aseveró que "no ha pretendido acusar por acusar". En cuanto a Valinotti, manifestó que "ojalá hubiera declarado de otra manera", subrayó también que "Durand nunca pudo influir en la declaración de Valinotti, ya que fueron interrogados en lugares distintos".

Agregó asimismo que "un peligro real de muerte se cernió sobre Durand", mientras que en relación con 'La Paca' pagó "como mínimo" los primeros 300.000 euros "pese a que no denunció este primer pago", sino que actuó cuando se le pidieron 15 millones de pesetas por la falsa declaración de Valinotti. "Sí estaba de acuerdo con abonar la cantidad y quería indemnizar a 'Nacho' en representación de los acusados, pero no entendemos qué le honra", puntualizó el letrado.

En el turno de la defensa, Carlos Portalo, que analizó cada uno de los delitos mediante los medios de prueba y la existencia de un comportamiento delictivo, se refirió a la imputación de dos detenciones ilegales a Durand y Caballero, respecto a lo cual defendió que el denunciante "miente y ha mentido" durante la tramitación del procedimiento. "La afirmación no sólo es gratuita sino que quien defiende sus intereses comparte en mayor o menor medida que no ha dicho la verdad", remarcó.

"NO HUBO NI UN SÓLO RASGUÑO"

Según incidió en este sentido, "no nos creemos que recibiese una brutal paliza" y aseveró que en cuanto al parte médico analizado en la vista "no es nada compatible con un periodo de doce horas de agresiones, lo que pone de manifiesto que no pudieron ocurrir jamás". Además, se preguntó que "por qué no había ni un sólo rasguño si tanta violencia hubo y que no denunciasen tras los hechos" las supuestas víctimas de los secuestros. "¿Y por qué Durand volvió a Son Banya tras recibir asistencia médica?", prosiguió el letrado.

"Su testimonio jamás puede ser considerado como prueba de cargo", subrayó Portalo, quien apuntó que "existen datos objetivos de que algo pasó en Son Banya", por conversaciones grabadas telefónicamente, pero "está claro que la detención ilegal no aparece para nada en estos medios probatorios", de modo que a 'La Paca' "no se le puede condenar por esta razón".

Por otro lado, subrayó que su defendida "jamás quiso pagar" a Gómez y López Calderón, y en referencia a esto la matriarca ha reconocido dos pagos "no para indemnizar, sino para evitar que su familia pudiera sufrir consecuencias personales derivadas de la interposición de una denuncia falsa", pero "en ningún caso a través de una negociación".

"Control y dirección absoluta de Gómez y Calderón, controlando la cuestión policial y articulando la presión para exigir los pagos, respectivamente", agregó en este sentido Portalo, quien incidió en que prueba de que no hubo negociación es el tipo de exigencia realizada por Gómez, que "intentó obtener un beneficio económico, a lo que accedió 'La Paca' abonando 100 millones de pesetas y lo que constituye un delito de cohecho pasivo".


Otras noticias

Contenido patrocinado