Buscar

Tribunales.- La Audiencia absuelve al profesor acusado de vender aprobados tras encontrarle el jurado no culpable

29/01/2009 - 15:41

Rafael Palacios anuncia que estudiará medidas legales contra la Dirección de la Escuela Universitaria

Rafael Palacios anuncia que estudiará medidas legales contra la Dirección de la Escuela Universitaria

GIJÓN, 29 (EUROPA PRESS)

El profesor Rafael Palacios Velasco, acusado de vender aprobados por 150 euros a dos alumnas de la Escuela Universitaria Jovellanos de Gijón, fue absuelto hoy por el magistrado de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, Bernardo Donapetry, después de que el jurado popular le encontrara no culpable por unanimidad. La sentencia confirma que el profesor "no pidió retribución económica alguna en ningún momento a ningún alumno a cambio de un aprobado".

El jurado señala en el fallo que las pruebas "no parecen concluyentes" y que una de las alumnas que denunció el caso ni siquera reconoció la voz de quien le ofreció los aprobados, por lo que no sabe ni a quien acusa, además de que no ratificó el testimonio de la otra joven, respecto a que salió llorosa del despacho del profesor. También le parece "chocante" al jurado que la Dirección de la Escuela animara a esta alumna a denunciar los hechos y no se preguntara antes al profesor sobre lo ocurrido.

Asimismo, se considera probado que el imputado, en la convocatoria extraordinaria de exámenes de febrero de 2006 ofreció a los alumnos aprobar la asignatura con la realización de trabajos y que no pidió dinero para superar la asignatura.

TRES AÑOS DE CALVARIO.

Por su parte, Rafael Palacios se mostró contento a la salida de la sala de la Audiencia "después de tres años de calvario", comentó a los periodistas. Además, anunció que se estudiarán posibles medidas legales, al menos, contra la Dirección de la Escuela. Palacios calificó de "indigno" el comportamiento que había tenido el director de la misma, quien "nunca" se llegó a poner en contacto con él. Según él, a las dos alumnas "se les fue de las manos" y el director de la Escuela "lo aprovechó en su propio beneficio".

Asimismo, explicó que lo peor había sido la repercusión que había cobrado el caso en los medios de comunicación y el hecho de que se hubiera puesto en duda su honor. El profesor remarcó que la sentencia fue por unanimidad. "Ni una persona de jurado dudó", añadió.

Sobre su futuro inmediato, Palacios indicó que todo depende de la Universidad -actualmente está en excedencia voluntaria-- pero añadió que su profesión es la de profesor. "no sé lo que va a ser de mí ahora", dijo. Palacios lamentó que no se había sentido "nada" respaldado por sus compañeros, de los que sólo recibió tres llamadas y una de ellas para pedir los exámenes de otro año.

Por su parte, el abogado defensor, Eladio Rico, remarcó los tres años "de calvario" vividos por su cliente y apuntó que el linchamiento moral al que se le había sometido es "inaceptable". Rico no quiso precisar que posibles medidas legales pueden tomarse tanto contra la Escuela como contra las dos alumnas.


Contenido patrocinado

Otras noticias