Buscar

Medvedev recibe a Raúl Castro, primer líder cubano en Rusia en casi 18 años

AFP
29/01/2009 - 16:22

El presidente cubano, Raúl Castro, mantendrá este jueves una reunión con su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, en su residencia de Zavidovo, cerca de Moscú, en la primera visita de un líder cubano a Rusia desde la caída de la URSS, en 1991.

Tras un revés después de la caída de la Unión Soviética, las relaciones entre Rusia y Cuba mejoraron en los últimos años. Moscú, además, ha intentado acercarse tanto a la que fuera su mejor aliada como a los otros países latinoamericanos con posiciones antiestadounidenses.

El lugar del encuentro está lleno de simbolismo: en los años 60 fue escenario de la reunión entre Fidel Castro y el líder soviético Leónidad Breznev.

Raúl Castro, que sucedió a Fidel en la Presidencia cubana en 2006, señaló que su visita servirá para ampliar las relaciones con Rusia, cerrando así la herida abierta tras la caída de la URSS y el consiguiente fin de las ayudas soviéticas a La Habana.

"Nosotros, como muchos otros, vemos el renacimiento de Rusia como un factor positivo", declaró Castro, de 77 años, a la agencia rusa ITAR-TASS.

El embajador cubano en Moscú, Juan Valdés Figueroa, calificó la visita de Castro de "histórica" y señaló que la cita con Medvedev será como "una reunión entre dos hermanos", según el diario Kommersant de este jueves.

En recuerdo de los viejos tiempos soviéticos, los mandatarios cubano y ruso parecen tener prevista una partida de caza entre los nevados bosques de Zavidovo.

Visitar esa residencia es un raro honor del que sólo han gozado un puñado de dirigentes extranjeros en la Rusia postsoviética.

Raúl Castro, que voló a Moscú el miércoles en el avión presidencial ruso, visitó varias veces Moscú entre 1960 y 1984. También estuvo en Rumanía en 1953.

El diario gubernamental Rossiskaya Gazeta incluso ha desempolvado un documento según el cual Raúl Castro confesó preferir el vodka ruso al ron cubano durante una de esas visitas.

Fidel Castro realizó su última visita oficial a la ex URSS en 1977, según responsables del Kremlin. Volvió al país en 1987 con motivo de la conmemoración del 70º aniversario de la Revolución de Octubre, según el Instituto Latinoamericano de Moscú.

Tras las conversaciones informales de este jueves, las delegaciones cubana y rusa llevarán a cabo discusiones formales el viernes en el Kremlin.

La visita de Raúl Castro a Rusia termina el 4 de febrero y su duración es un indicativo, según los expertos, de su importancia.

Las relaciones ruso-cubanas registraron un giro radical positivo en noviembre de 2008, cuando Medvedev visitó La Habana en el marco de una gira por América Latina para restablecer las llamadas relaciones "privilegiadas" de la era soviética con la región.

En diciembre, barcos de guerra rusos anclaron en La Habana, en un deliberado desafío al dominio estadounidense en América Latina, según los expertos.

Pese a su peso eminentemente político, la visita a Rusia de Raúl Castro también hará hincapié en temas económicos, como el plan de un consorcio ruso para explorar campos petroleros en aguas cubanas del golfo de México y proyectos conjuntos en la producción de níquel en la isla caribeña.

Rusia puede aprovechar para reiterar su apoyo al levantamiento del bloqueo económico estadounidense sobre Cuba.

"Nuestro país aboga por la normalización de la situación en torno a Cuba", señaló antes de la llegada de Castro el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov.


Contenido patrocinado

Otras noticias