Buscar

Arenas pide Ley andaluza de víctimas del terrorismo y evitar a "amigos de terroristas" presentarse a los comicios vascos

30/01/2009 - 20:49

El PP-A recuerda a Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García cuando se cumplen once años de su asesinato

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP-A, Javier Arenas, demandó hoy, durante el homenaje de su partido al concejal de Sevilla Alberto Jiménez Becerril que fue asesinado por ETA hace once años junto a su esposa, Ascensión García Ortiz, que Andalucía cuente con una Ley de atención a las víctimas del terrorismo y que, de cara a las elecciones en el País Vasco, se impida que los "amigos de los terroristas" se puedan presentar.

Arenas señaló que los momentos que vive la sociedad española son "complicados" no sólo por una grave crisis económica, sino también por una crisis profunda de valores, de unos valores que sí representaban Alberto y Ascensión, que tuvieron que ver mucho con la virtud de la lealtad, de la honestidad, de la decencia, de la fiabilidad, de la honorabilidad, y del patriotismo, que se "echa hoy día mucho en falta", según dijo.

Durante su intervención, consideró fundamental que el Parlamento andaluz apruebe una ley de atención a las víctimas del terrorismo, como ya tienen otras comunidades, por lo que pidió a PSOE e IU que admitan a trámite el texto de su partido y luego se consensue. Defendió también que una de las salas más nobles del Parlamento andaluz lleve el nombre de Alberto Jiménez Becerril, único diputado andaluz que ha sido asesinado por los terroristas. De igual manera, reclamó que se inunden las calles de Andalucía de homenajes a las víctimas del terrorismo, con calles que lleven sus nombres.

Asimismo, el dirigente del PP-A confió en que no se vuelva a cometer "la ignominia de dejar que los amigos de los terroristas se presenten a las elecciones en el País Vasco", algo que, a su juicio, se debe impedir, "por todos y por Alberto y Ascensión". "Ahí al Gobierno no le debemos dejar pasar ni una", señaló Arenas, quien apuntó que el Ejecutivo nacional y los poderes del Estado tienen que evitar que los "amigos de los terroristas" se sientan en las instituciones democráticas.

Expresó que ojalá ganen las elecciones vascas los partidos que defienden la Constitución y la convivencia y que se oponen a que haya vascos de primera y de segunda, "lo que sería un triunfo de la libertad y de Alberto y Ascen".

En el acto, estuvo presente el ex presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo José Alcaraz, de quien Arenas dijo que siempre ha sabido estar a la altura de las circunstancias en los momentos más complejos y que es un claro "ejemplo de dignidad".

Por su parte, Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal asesinado, dijo que Alberto fue asesinado por ser español y del PP por unas personas que crecieron en una tierra, el País Vasco, "que está viciada por el odio". Reclamó que el terrorismo se combata "sin tibiezas", algo que echó en falta en el actual Gobierno de la Nación, al que reprochó el diálogo con los terroristas.

El presidente provincial del PP de Sevilla, José Luis Sanz, manifestó que los asesinos de ETA si bien intentaron hace once años callar a la sociedad sevillana con el asesinato de Alberto y Ascensión, no lo consiguieron porque ellos dos están hoy "más presentes que nunca entre nosotros" y los sevillanos "no se han callado". Tras apuntar que aprendió de Alberto Jiménez Becerril a ejercer la política "con nobleza", quiso dejar claro que a los demócratas "no nos van a callar" y que desde el PP no se va a consentir que se olvide nunca a dos personas que lucharon por la libertad y por los valores democráticos.

El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se mostró convencido de que hasta el último momento de su vida estuvieron los dos pensando en cómo solucionar un problema de alguien y cómo era la mejor forma de servir a la ciudad que tanto amaban. "Estoy convencido de que hoy Alberto sería alcalde de Sevilla porque desde muy joven estuvo trabajando para ella y por ella", señaló Zoido, quien indicó que lo tenía todo para ocupar esa responsabilidad.

"Si en la gloria hubiera alcalde, mi sangre votaría a Alberto", apuntó Zoido, para quien Sevilla perdió a un "gran alcalde porque ETA nos lo arrebató". No obstante, aseguró que el espíritu de ese joven matrimonio, después de once años, permanece entre "todos nosotros" y pidió a los tres hijos del concejal asesinado que nunca dejen de admirar a sus padres.

La ex alcaldesa de Sevilla Soledad Becerril dijo que, en estos años, ha habido avances, retrocesos y estancamientos en la lucha contra el terrorismo, pero se mostró convencida de que el PP está en un momento de firmeza para acabar con esta lacra en la sociedad española. Dijo que Sevilla, Andalucía y España nunca deben olvidar a Alberto Jiménez Becerril y su esposa, cuyos nombres deben estar en la "historia de la democracia española".


Otras noticias

Contenido patrocinado