Buscar

La junta militar de Madagascar renuncia al poder y lo traspasa al líder opositor

EFE
17/03/2009 - 23:56

Antananarivo, 17 mar (EFE).- La junta militar a la que traspasó el poder hoy el dimitido presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana, ha renunciado a ocuparlo y lo entregó al líder opositor Andry Rajoelina, en un acto difundido por la radio y televisión locales.

El vicealmirante Hyppolite Ramaroson dijo en el acto, celebrado en un cuartel ocupado por los militares que dieron hoy el golpe de estado, que "rechazamos categóricamente el directorio militar que el presidente Marc Ravalomanana nos confió".

Acto seguido, él y los otros dos generales de la junta designada por Ravalomanana firmaron un decreto por el que traspasaban el poder Rajoelina, como "presidente de la Autoridad Suprema de la Transición".

Ravalomanana dimitió hoy tras casi dos meses de presión del líder de la oposición, Rajoelina, que le acusó de malversación de fondos públicos y de violar la Constitución y se autoproclamó jefe de un Gobierno de transición que, según sus colaboradores, pretende gobernar el país dos años antes de convocar elecciones.

Ravalomanana disolvió por decreto su Gobierno y traspasó el poder a un directorio militar dirigido por el mando más antiguo y de mayor grado dentro de las Fuerzas Armadas malgaches, el vicealmirante Hyppolite Ramaroson.

La disposición anunciada por Ramaroson se hizo bajo la supervisión del coronel golpista Andre Ndrianarijaona, que se designó a sí mismo jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y que respalda a Rajoelina.

Poco después del anuncio de Ravalomanana, los cuatro generales del directorio militar fueron arrestados por efectivos del Cuerpo de Administración del Personal y Servicios del Ejército de Tierra (CAPSAT), que comanda Ndrianarijaona.

El arresto se produjo en la sede del episcopado de Antananarivo, donde los militares estaban reunidos con el pastor protestante Lala Rasendrahasina, representante de la Confederación de Iglesias Cristianas (FFKM), que ha tratado de mediar una solución de la crisis, y que también fue detenido, según pudo constatar Efe.

Rajoelina, que pidió repetidamente el apoyo militar para derrocar al presidente e imponer su propio Gobierno, solicitó ayer la detención de Ravalomanana, al tiempo que rechazaba una propuesta de éste de convocar un referéndum para resolver la crisis iniciada en enero y en la cual han muerto unas 140 personas.

Ravalomanana fue elegido en las urnas para un segundo mandato como presidente de Madagascar en 2006 y su periodo finalizaba en 2011, cuando debían celebrarse nuevos comicios en los que Rajoelina no podía presentarse por tener 34 años, ya que la Constitución malgache exige que los jefes del Estado superen los 40.


Otras noticias

Contenido patrocinado