Buscar

La policía francesa sigue sin encontrar a dos presuntos etarras fugitivos

AFP
26/04/2009 - 19:01

Las fuerzas de seguridad francesas aún no habían encontrado este domingo por la noche a los dos fugitivos armados, presuntamente miembros de la banda armada ETA, que escaparon el sábado a un control policial en el centro de Francia, según los gendarmes.

El sábado por la tarde una patrulla de la gendarmería inició una persecución de los dos hombres después de que éstos se negaran a someterse a un control.

Todo empezó por la mañana, cuando un responsable de una gasolinera de Saint-Honoré-les-Bains (Nièvre) facilitó a la gendarmería la descripción de los ocupantes del coche cuyo conductor se negó a pagar la totalidad de la factura de gasolina.

"Tras una persecución", los dos hombres "huyeron a pie en un bosque tras haber efectuado un disparo al aire, abandonando su vehículo accidentado" en el que "se encontraron documentos en lengua vasca (euskera) que pueden ser atribuidos a ETA", según una fuente judicial.

Durante casi 24 horas, hasta 250 gendarmes, apoyados por equipos de perros y un helicóptero, rastrearon minuciosamente, aunque en vano, el bosque en el sector de Moulins-Engilbert (sureste de Nièvre), a veces bajo una intensa lluvia, afirmó a la AFP el capitán Philippe Marestin. "La búsqueda en este sector se detuvo el domingo a media jornada", dijo. "Se exploró el bosque y esto permitió aclarar la duda".

Pero prosigue la búsqueda en "todo el departamento de Nièvre y los departamentos limítrofes que han sido alertados", añadió el oficial, haciendo hincapié en que las condiciones meteorológicas son "más que desfavorables" y "corren el riesgo de alterar las huellas". "No sabemos si todavía van a pie, pudieron robar un vehículo y también pueden estar escondidos en un lugar", observó el capitán Marestin.

Según el testimonio de una responsable de la estación de servicio, contactada por teléfono por la AFP y que pidió mantener el anonimato, ambos hombres circulaban en un Citroën Picasso con matrícula de Puy-de-Dôme, "tenían unos treinta años" y "al menos uno de ellos hablaba con acento extranjero". "Intentaron rebajar la factura, entonces avisamos a los gendarmes dándoles la descripción del vehículo", añadió.

El coche abandonado por los fugitivos está en manos de la policía técnica y científica, que busca indicios. Y la investigación del caso corre a cargo de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y de la fiscalía de París, informó el oficial, que no ha querido dar detalles sobre el transcurso de las pesquisas.


Otras noticias

Contenido patrocinado