Buscar

En urgencias, los inmigrantes podrán hablar con el médico en su idioma

EFE
1/07/2009 - 17:26

Madrid, 1 jul (EFE).- En urgencias, los inmigrantes podrán hablar con el médico en su idioma 24 horas sobre 24 todos los días del año a partir del lunes, gracias a un sistema de interpretación de idiomas a través de un equipo de telefonía móvil.

La implantación de este sistema es fruto de un convenio que hoy han firmado el consejero de inmigración y cooperación, Javier Fernández- Lasquetty, y la viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Sánchez, con la directora gerente de la Obra Social de Caja Madrid, María del Carmen Contreras.

Todos los hospitales de la red pública y los Servicios de Urgencia de Atención Primaria estarán conectados a este servicio, que en principio, tendrá un coste de 300.000 euros al año, que asumirá Caja Madrid, pero es susceptible de ser ampliado, en caso necesario.

La empresa contratada, Dualia, ofrece un funcionamiento muy sencillo para "facilitar la comunicación y la relación entre personas que hablan distintas lenguas y minimizar la ansiedad y el estrés que se produce por la falta de entendimiento".

Puede traducir hasta 50 idiomas, que, además del inglés, francés y alemán, incluyen el chino mandarín, el polaco, el farsi, el rumano, el ucraniano, el armenio y el árabe, según la web de la empresa.

El funcionamiento es muy sencillo. El enfermo llega a las urgencias de los hospitales o de los centros de salud, donde unos carteles en distintos idiomas informan sobre este sistema de teletraducción. Una vez ahí, el paciente sólo tiene que solicitarlo al personal de información.

El sistema consiste en un teléfono móvil con dos auriculares -uno para el médico y otro para el paciente- que está conectado al centro traductor.

Para establecer la comunicación con este centro sólo tienen que realizar una llamada y un equipo de traductores les puede atender en más de 50 idiomas y traducir la conversación en tiempo real.

La viceconsejera de Asistencia Sanitaria explicó que este sistema da tranquilidad para el personal sanitario, ya que puede entender al paciente, y una seguridad para el paciente que puede hablar en su propio idioma expresándose con facilidad.

Por su parte, el consejero de Inmigración y Cooperación explicó que en Madrid hay más de 1.100.000 inmigrantes, que disponen de tarjeta sanitaria y que conforman el 17% del total de los madrileños, cuando la media nacional es de un 11,4%.

De ellos, un 83% pertenecen a la población activa y, por tanto, se encuentran "bien integrados" en la sociedad madrileña, dijo Lasquetty, y otro 16% corresponde a "niños que van al colegio".

Aún así, existe un porcentaje de extranjeros que debe luchar contra "una inicial barrera lingüística" y, sobre todo, en una situación de angustia o enfermedad, este servicio "ofrece una herramienta de integración que puede ser útil".

Contenido patrocinado

Otras noticias