Buscar

DESTACAMOS
Joaquín Sabina, ingresado en un hospital de Madrid por un problema circulatorio

Detenido un hombre que en una pelea dejó gravemente herido a un joven que estuvo a punto de perder la vida

1/07/2009 - 17:57

El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a Francisco F. N., de 53 años de edad, a quien se le atribuye haber provocado lesiones graves sobre un individuo sudamericano que estuvo a punto de perder la vida por ello, quedando finalmente con secuelas de gravedad.

PALMA DE MALLORCA, 01 (EUROPA PRESS)

El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a Francisco F. N., de 53 años de edad, a quien se le atribuye haber provocado lesiones graves sobre un individuo sudamericano que estuvo a punto de perder la vida por ello, quedando finalmente con secuelas de gravedad.

Así lo señalaron desde la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, en el que explicaron que los hechos se remontan al pasado día 27 de abril, cuando se produjo una agresión en el Camino de Génova a San Agustín, tras la cual la víctima, un sudamericano llamado Cristian, resultó herido de gravedad quedando inconciente y convulsionando.

Como consecuencia de la agresión sufrió dos fracturas craneales y fractura del malar entre otras lesiones, así como un coagulo en el cerebro por el que tuvo que ser operado de urgencias y a punto de perder la vida. La víctima sufre amnesia lacunar del episodio, quedándole secuelas graves, mareos, vértigos y pérdida del gusto y del olfato.

En concreto, el pasado 17 de junio el agredido interpuso una denuncia por los hechos indicando que lo último que recordaba es que tuvo una discusión con un hombre llamado Paco que le debía 50 euros. Desde la Policía Nacional apuntaron al respecto que "no fue difícil" la identificación del agresor, si bien resulta que éste indicó "a todo el mundo" que la víctima se cayó sola dándose un fuerte golpe con el suelo y una cancela y siendo auxiliado por él, lo que unido a la pérdida de memoria de Cristian hacía que no se tuvieran pruebas en contra.

Las investigaciones iniciales realizadas por el Grupo de Homicidios hicieron sospechar a los funcionarios policiales que no todo lo que decía Paco era cierto, así que siguieron con las pesquisas, siendo localizados varios testigos preseciales, recabando información de los distintos partes médicos y realizando otras diligencias propias de una investigación policial, demostrándose que las lesiones no podían haber sido producto de una caída, sino de una agresión.

Así, tras numerosas gestiones en las que colaboraron miembros de los centros de emergencias del 112 y 061, se localizaron a dos testigos, que corroboraron cómo vieron a Paco agredir al sudamericano con una barra y caer éste fulminado, y que gracias a la actuación de ambos y del mismo Paco, lograron mantener con vida al joven herido hasta que llegaron los servicios de urgencia, que lo trasladaron de gravedad hasta el hospital Son Dureta donde fue rápidamente intervenido de un coagulo en el cerebro.

Tres días más tarde de la agresión, el joven agredido despertó en una habitación de Son Dureta, creyendo en un primer momento que se encontraba en el año 1975. Poco a poco fue recuperando la memoria, si bien respecto al episodio concreto de la agresión sufre amnesia localizada, no recordando más allá de la discusión "acalorada" que mantuvo con su agresor, quien en un momento dado le llegó a agarrar violentamente la camiseta a la altura del pectoral.

De las lesiones producidas en el incidente le han quedado secuelas de gravedad, perdiendo dos sentidos -gusto y olfato- y no pudiendo desplazarse solo ante los continuos mareos y pérdidas de equilibrio que sufre. El detenido pasó en la tarde de ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Palma.

Otras noticias

Contenido patrocinado