Buscar

DEPORTES
¿El Mundial de las sorpresas? Ni Alemania, ni Brasil, ni España ni Argentina ganan en su debut

Condenan a 4 años de cárcel al acusado de golpear y provocar la caída de su ex pareja desde 4 metros

1/07/2009 - 19:25

La sección primera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a cuatro años y seis meses de prisión al acusado de golpear, amenazar con un cuchillo y provocar la caída de su ex pareja por un desnivel de cuatro o cinco metro de altura el 22 de marzo de 2005 en Relleu (Alicante), un día después de su ruptura sentimental.

ALICANTE, 01 (EUROPA PRESS)

El ministerio fiscal solicitaba para Miguel Ángel G.R. siete años y seis meses por un delito de homicidio en grado de tentativa. Sin embargo el tribunal ha considerado que "el comportamiento anterior y posterior a la caída del acusado permite despreciar la intencionalidad homicida de su actuación" --requisito para considerarle autor de un homicidio en grado de tentativa-- por lo que la sala ha estimado que el procesado es autor de un delito de lesiones en su modalidad agravada, por usar un arma.

El tribunal ha condenado también al acusado a indemnizar a la víctima con 6.978 euros por las lesiones sufridas y con 10.747 euros por las secuelas posteriores. Para que los hechos fueran considerados como un delito de homicidio en grado de tentativa o como un delito de lesiones, el tribunal ponderó la intención lesiva u homicida del acusado, atendiendo a la existencia de golpes contra el cuerpo, que fueran dirigidos a una zona vital y que los medios dirigidos a esa zona tuvieran la aptitud de matar.

En este sentido la sala indica que Miguel Ángel G.R. "se proveyó de un cuchillo de cocina de grandes proporciones, que no utilizó para herir a la atacada, limitándose a colocárselo en el pecho, a modo de amenaza, pero sin utilizarlo para lesionarla".

Asimismo, el tribunal ha destacado que el acusado "después de ocasionar la caída a la víctima, se acercó a comprobar su estado y al ver que se movía y desplazaba por sí misma, se despreocupó de ella" y se fue a casa a dormir, "sin mostrar ningún ánimo de consumar una agresión mortal".

Por tanto, la sala ha entendido que "resulta más acorde con el conjunto de circunstancias del caso subsumir la actuación del procesado en la modalidad agravada del delito de lesiones consumadas".

La sentencia recoge que los hechos sucedieron a las 2.00 horas del 22 de marzo de 2005 en una urbanización de Relleu, un día después de que el procesado y la víctima rompieran la relación que mantenían desde hacía un mes.

Así, el procesado acudió a esta hora a casa de la perjudicada, y tras abrirle esta la puerta, cerró con llave y comenzó a golpearla por diversas partes del cuerpo, cogiendo un cuchillo de cocina que le acercó al pecho, mientras continuaba golpeándola.

La víctima logró salir de la casa para pedir auxilio, pero el acusado la volvió a meter en el interior de la vivienda arrastrándola por los pelos, para continuar propinándole golpes.

La perjudicada volvió a intentar huir, esta vez por una zona que daba a una valla metálica a la que se subió, y que delimita el jardín con un desnivel de unos cuatro o cinco metros de altitud. Cuando la víctima tenía el cuerpo hacia la parte exterior de la valla, el procesado le separó los dedos de la malla y la empujó a través de ella hacia el vacío.

Una vez en el suelo, Miguel Ángel G.R. bajó hasta donde estaba su ex pareja y ambos volvieron al domicilio, momento en el que el acusado se acostó a dormir. Fue entonces cuando la víctima llamó a emergencias y acudió la Guardia Civil.

Como consecuencia de la agresión la víctima sufrió policontusiones con fractura de L2 e invasión del canal medular de un 30 por ciento. De estas heridas tardó en curar 120 días, de los cuales 13 estuvo hospitalizada.

Otras noticias

Contenido patrocinado