Buscar

Llamazares pregunta al Gobierno sobre la actuación de la Inspección en la empresa en la que perdió un brazo un empleado

12/07/2009 - 11:38

El diputado de IU en el Congreso Gaspar Llamazares ha registrado una pregunta al Gobierno para conocer la actuación de la Inspección de Trabajo en la empresa de Real de Gandia (Valencia) en la que el pasado mes de mayo un trabajador perdió su brazo izquierdo presuntamente como consecuencia de un accidente de trabajo.

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

Llamazares señala en el texto de la pregunta, consultado por Europa Press, que después del accidente "se ha hecho público y notorio" que el trabajador, un inmigrante de origen boliviano, había ocupado durante dos años un puesto de trabajo en la empresa Horno Rovira Safor, S. L., por el que percibía una remuneración diaria de 23 euros, "sin que interviniera contrato, alta en la Seguridad Social ni formación para el trabajo que ocupaba".

El diputado de IU pretende conocer si se había producido algún tipo de actuación de la Inspección de Trabajo en esa empresa antes del accidente, registrado en la madrugada del 27 al 28 de mayo, y, si fue así, "cuándo se realizó la intervención y con qué resultado". Además, inquiere sobre "qué medidas piensa tomar la Inspección de Trabajo" tras lo ocurrido.

Frans Rilles Melgar, de 33 años, perdió el brazo el pasado 28 de mayo en una panificadora de la localidad valenciana de Real de Gandia, en la que trabajaba sin contrato desde hace algo más de año y medio. En el momento del accidente, el trabajador se encontraba amasando 40 kilos de harina y, cuando se le cayó una bolsa, se le quedó enganchado el brazo izquierdo en la máquina.

Tras el incidente, el jefe del joven lo subió a su vehículo para llevarlo al hospital San Francisco de Borja de Gandia, aunque unos 50 metros antes de llegar, le obligó a bajar y lo abandonó en plena calle, según denunció la hermana del herido, Silvia.

Un viandante fue el que ayudó al joven a llegar al servicio de Urgencias del hospital de Gandia, y una vez allí los médicos se pusieron en contacto con el cirujano Pedro Cavadas y su equipo para ver si le podían reimplantar el brazo, que había sido tirado por los empresarios a un contenedor, según la denuncia.

El trabajador fue trasladado hasta el Hospital Virgen del Consuelo de Valencia, para tratar de llevar a cabo el reimplante, aunque no se pudo realizar dado que el brazo amputado se encontraba en muy mal estado.

Otras noticias

Contenido patrocinado