Buscar

Los trabajadores de Spanair se manifestarán mañana en Palma ante la falta de acuerdo con la dirección sobre los traslados

12/07/2009 - 12:44

La dirección de Spanair remarca su compromiso de mantener a todos los trabajadores de Palma, aunque los traslados a Barcelona son "incuestionables"

PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de Spanair se manifestarán mañana, a partir de las 18.00 horas en Palma, después de que el Comité de Empresa rechace totalmente la propuesta planteada por la dirección de la aerolínea para compensar los traslados a Barcelona, al no contemplar ninguna medida dirigida a equiparar la retribución de los trabajadores con los sueldos de Barcelona, informaron fuentes del Comité a Europa Press.

La empresa propone costear los traslados a la Ciudad Condal y contratar a un agente de la propiedad (API) que ayude a los trabajadores a encontrar una nueva vivienda, pero descarta elevar los 20 días por año trabajado que marca la ley hasta 45 días.

Ésta es una de las principales reivindicaciones del Comité de Empresa y tras no llegar a ningún acuerdo tras la reunión mantenida el pasado viernes, los trabajadores mantienen la manifestación, que arrancará a las 18.00 horas de la sede de la compañía, en Palma, y finalizará en el aeropuerto.

Los trabajadores denuncian que bajo este Expediente de Movilidad Geográfica, mediante el cual la compañía quiere trasladar a Barcelona a 480 trabajadores de los 600 con los que cuenta la capital balear, se "esconde" un ERE. Es por ello que piden una mejora sustancial de las condiciones económicas con las que la compañía pretende gestar los traslados.

El Comité de Empresa señala que el 80 por ciento de los trabajadores de Servicios Generales cobra menos de 1.000 euros, por lo que se hace "imposible" asumir el traslado, teniendo en cuenta que la dirección de Spanair "no da ninguna facilidad para la gente que se quiera trasladar más allá de pagar el transporte de los muebles y los gastos que comporte el traslado".

Así, critica que Spanair sólo se compromete a "pagar el billete de avión, así como dos días de asuntos propios para que los trabajadores puedan encontrar un piso en Barcelona, una noche de hotel y la búsqueda de centros escolares próximos a los nuevos domicilios.

Por esta razón, el Comité de Empresa exige una reducción del impacto económico que suponen los traslados "mejorando las ayudas abonando al personal una cantidad fija para paliar los perjuicios de esta medida, así como el resto de condiciones que se pactaron para los colectivos trasladados en el pasado ERE".

"PRESIÓN AL GOVERN"

Por otra parte, anunció que el próximo jueves se reunirá a las 09.00 horas con la consellera de Trabajo y Formación, Joana Barceló, y el conseller de Movilidad, Gabriel Vicens, para reiterarles que las causas que motivan el Expediente de Movilidad Geográfica en Spanair "no son legítimas".

De este modo, intentará "presionar" al Govern para que defienda que Spanair está ante un nuevo Expediente de Regulación de Empleo "encubierto y no ante un Expediente de Movilidad Geográfica", por lo que, a su juicio, "se deben negociar otras condiciones".

Por su parte, CCOO y UGT preguntaron en un comunicado al Ejecutivo autonómico si "continuará impasible ante una situación del sector aéreo absolutamente insostenible en Baleares y si se involucrará de forma fehaciente en la solución de la problemática de los trabajadores de Spanair". "La solución debe pasar por el entendimiento a nivel político entre dos Comunidades Autónomas con gobiernos del mismo color", sentenciaron los sindicatos, en referencia a Baleares y Cataluña.

Fuentes de la Dirección de Spanair remarcaron a Europa Press que la oferta que ha hecho la compañía a los trabajadores de Palma es "mantener todos los empleos, pero con el mismo sueldo que hasta ahora" y, en esta línea, indicaron que la situación actual de la compañía aérea "no permite" incrementar los salarios.

"Los trabajadores ya conocen que la situación de la aerolínea no es buena, por lo que no se puede hacer más", apuntaron, al tiempo que destacaron que el traslado a Barcelona es "incuestionable, por lo que no hay vuelta atrás". Al mismo tiempo, desde la Dirección de Spanair se incidió en que "no se contempla la posibilidad de subir hasta los 45 días por año trabajado", tal como reclaman los trabajadores, en caso de que decidan no acogerse al traslado.

Contenido patrocinado

Otras noticias