Buscar

La FAPA cuenta con un nuevo local después de que hace casi un año la Comunidad rescindiese el contrato de cesión

12/07/2009 - 12:48

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumando (FAPA) de la Comunidad de Madrid, la Francisco Giner de los Ríos, cuenta ya con un nuevo local en la calle Pilar de Zaragoza, después de que hace casi un año, en septiembre, la Consejería de Educación, como parte del plan de austeridad del Gobierno regional, decidiese no renovar el contrato de alquiler del local cedido a la Federación.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Según explicó a Europa Press el presidente de la FAPA, José Luis Pazos, el nuevo local está ubicado en el número 22 de esta calle, muy cerca de la zona de León, sustituyendo así a la sede que tenían en la calle Reina Mercedes y que el pasado septiembre tuvieron que abandonar porque se quedaron sin el alquiler y se ubicaron temporalmente en la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres (CEAPA), en la Puerta del Sol.

La FAPA llegó hace dos semanas a este local, en el que están con regimen de alquiler, que puede "durar años" porque, según Pazos, no saben "nada" de la Consejería de Educación. "Hemos elegido el local como instalaciones provisionales hasta que la Consejería nos dé el que le corresponde según el acuerdo alcanzado", indicó el presidente, quien recordó que el asunto está en los tribunales.

"Vamos a seguir exigiendo en los tribunales que cumplan el acuerdo, la vía judicial es a la única a la que nos han abocado desde la Comunidad de Madrid, que han dicho que si los tribunales nos dan la razón, entonces ellos ya verán lo que hacen. Ni siquiera tenemos la seguridad de que acaten la decisión", señaló.

Pazos se refirió así al contrato que alcanzó en 1995 con la Dirección Provincial de Educación del entonces Ministerio de Educación y Cultura mediante el cual la Dirección cedía el local con el objetivo de favorecer y desarrollar la participación en la escuela de los padres del alumnado y de promover el sector asociativo de los mismos.

Este organismo facilitaba el local, a fin de que esta federación fijase en el mismo su sede social y desarrollase las actividades propias de sus fines. Sin embargo, la culminación de las transferencias educativas a las comunidades autónomas supuso la subrogación de las obligaciones a la Comunidad de Madrid, que es la que tiene ahora que cumplir el convenio.

Fuentes de la Consejería señalaron a Europa Press que la situación está igual que hace un año. En su día, la responsable del ramo justificó el desalojo del local como una medida más dentro del Plan de austeridad del Gobierno regional, mediante el cual han tenido que revisar los contratos de alquiler y que el programa por el que estaba cedido el local había finalizado.

Contenido patrocinado

Otras noticias