Buscar

Una nueva ordenanza regula en la capital el acceso a la ayuda personal y doméstica para mayores y discapacitados

12/07/2009 - 15:20

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el jueves una nueva ordenanza que regula el acceso a la ayuda personal y doméstica a mayores y discapacitados, que supone la implantación de un procedimiento único para el reconocimiento de los servicios sociales que se prestan desde el Consistorio.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el jueves una nueva ordenanza que regula el acceso a la ayuda personal y doméstica a mayores y discapacitados, que supone la implantación de un procedimiento único para el reconocimiento de los servicios sociales que se prestan desde el Consistorio.

Así lo detalló el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, que considera que con la nueva ordenanza se da "un importante paso para colaborar en la aplicación de la Ley de Dependencia". Tras su aprobación en el Pleno municipal, está previsto que la nueva Ordenanza entre en vigor el 1 de octubre. Actualmente están en proceso de formación los 595 profesionales de los servicios sociales municipales que se encargarán de aplicarla.

La nueva norma establece que se podrán beneficiar de los servicios sociales todas las personas que, no siendo dependientes conforme a la Ley de Dependencia, sí se encuentran en una situación de vulnerabilidad social o de deterioro físico o psíquico que les hace necesitar ayuda para realizar los actos corrientes de la vida diaria.

El Ayuntamiento prestará también estas ayudas "a todas las personas calificadas como dependientes con arreglo a la Ley de Dependencia hasta el momento en que la Comunidad de Madrid haga efectivos los derechos derivados de esa ley", detalló Gallardón.

Los servicios están dirigidos a los españoles, nacionales comunitarios o extranjeros no comunitarios con residencia legal en España, que estén empadronados en la ciudad de Madrid. Para su prestación se aplicará un baremo de valoración de situaciones de necesidades, que se compone de dos cuestionarios. Uno valora el estado físico y psíquico del solicitante e identificar su capacidad para realizar las funciones básicas de la vida diaria y el otro evalúa su situación social y determina las necesidades.

La tramitación del expediente de reconocimiento tendrá una duración máxima de tres meses. Para los casos de urgencia, se ha establecido que se encarguen de su resolución los servicios sociales de la Juntas Municipales.

En la actualidad, como detalló el alcalde, el Ayuntamiento presta el servicio de Ayuda a Domicilio a 45.357 mayores y a 2.408 personas con discapacidad. Además, en los 105 centros de día se atiende a 5.318 mayores con deterioro físico o cognitivo y a 185 en centros residenciales.

La ordenanza supone la implantación de un procedimiento único para el reconocimiento de los servicios sociales municipales regulados en la misma. Se han previsto todas las garantías para el ciudadano contempladas en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común con el fin de reforzar la equidad y objetividad en el procedimiento de reconocimiento de la prestación.

La tramitación del expediente de reconocimiento tendrá una duración máxima de tres meses. Para los casos de urgencia, se ha establecido que se encarguen de su resolución los servicios sociales de la Juntas Municipales. En la actualidad, el Ayuntamiento presta el servicio de ayuda a domicilio a 45.357 mayores y a 2.408 personas con discapacidad. Además, en los 105 centros de día se atiende a 5.318 mayores con deterioro físico o cognitivo y a 185 en centros residenciales.

Otras noticias

Contenido patrocinado