Buscar

Tercera semana de crisis en Honduras, donde se levanta el toque de queda

AFP
12/07/2009 - 18:46

El gobierno de facto de Honduras levantó el toque de queda este domingo, mientras seguidores del presidente destituido Manuel Zelaya reanudaban marchas y cortes de ruta, cuando se cumplen dos semanas del conflicto.

"El gobierno informa que a partir de este domingo 12 de julio se suspende en todo el territorio nacional el toque de queda", señaló un comunicado oficial leído en una cadena nacional de radio y televisión.

En momentos en que aumenta la presión internacional para encontrar cuanto antes una solución al conflicto, Zelaya se encontraba en Washington en búsqueda de apoyo para ser restituido en su cargo. El mandatario destituido el 28 de junio se reunió el sábado con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, y el encargado para América Latina del Departamento de Estado estadounidense, Thomas Shannon.

"El presidente Zelaya quiere retornar a su país y está buscando la manera de que se logre un consenso" para hacerlo, dijo Rodolfo Pastor, encargado de negocios de la delegación diplomática.

En Tegucigalpa, miles de personas eran esperadas este domingo en una concentración, mientras continuaban los bloqueos temporales de carreteras, informó a la AFP, Luis Sosa, dirigente del Bloque Popular que se opone al golpe de Estado. "Vamos a seguir las manifestaciones, nuestro compromiso es mantenerlas en forma permanente hasta que se restituya el cauce democrático", expresó.

Washington ha impulsado la mediación del presidente costarricense y premio Nobel de paz, Óscar Arias, que consiguió convocar en su residencia en San José a delegados de las dos partes, en un primer encuentro que concluyó el viernes sin ningún compromiso concreto, salvo el de volver a reunirse.

Las actividades parecían retornar a una relativa normalidad en la capital hondureña, que completó dos semanas de toque de queda continuo, con la reapertura de comercios y familias en la calle y parques tras dos semanas de tensiones.

En tanto la presión internacional crecía, con llamamientos a restablecer el orden constitucional. El presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió de que aceptará como única solución la restitución en el poder de Zelaya, un hacendado y político del partido Liberal (centro-derecha) que tras llegar al poder dio un giro a la izquierda y acercó a su país a la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), que impulsa Venezuela.

Los 106 países de la Comunidad de Democracias llamaron a un "regreso inmediato del restablecimiento del orden constitucional" en Honduras, en su reunión en Lisboa, donde analizaron el estado de la democracia en el mundo.

Por su parte el papa Benedicto XVI en la oración del Angelus dijo este domingo que sigue con "viva preocupación" la situación e invitó al pueblo y a los dirigentes hondureños a buscar un camino "al diálogo y la reconciliación". La jerarquía católica hondureña respalda el derrocamiento de Zelaya y se ha alineado con la versión de los dirigentes que tomaron el poder, señalando que lo ocurrido en Honduras no fue un golpe de Estado sino una sucesión conforme a la constitución.


Contenido patrocinado

Otras noticias