Buscar

CECA teme que la aplicación del silencio administrativo permita que se concedan más licencias a grandes superficies

19/07/2009 - 12:07

El secretario general de la Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía (CECA), José Guerrero, expresó su "preocupación" por que, en el seno de la reforma de la Ley de Comercio de Andalucía para adaptarse a la directiva europea, se contemple la figura del silencio administrativo positivo --que estará en manos de los ayuntamientos-- en los plazos para la concesión de licencias a nuevas grandes superficies, puesto que "con la aplicación del silencio administrativo puede existir un vacío por el que se pueden 'escapar' y 'colar' la concesión de licencias a más grandes superficies".

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

En declaraciones a Europa Press, Guerrero valoró la marcha de la reforma de la Ley de Comercio andaluza para adaptarse a la directiva comunitaria, de forma que, una vez superado el trámite de audiencia ante los agentes económicos y sociales, la próxima semana, el 20 de julio, está previsto que el Consejo Económico y Social de Andalucía (CES-A) elabore su dictamen sobre esta reforma, tras lo que se deberá iniciar el trámite parlamentario.

No obstante, reconoció que la "única preocupación" del sector en ese sentido se centra en el hecho de que "aunque la autorización para una nueva superficie comercial se efectúe a través de un informe vinculante de la Dirección General de Comercio de la Junta, lo que permitirá que la Junta tenga un peso importante en la toma de decisiones sobre grandes superficies, los ayuntamientos sí tendrán un papel importante, pues podrán aplicar el silencio administrativo positivo en la concesión de esa licencia, lo cual nos preocupa".

Agregó que ese aspecto, que también se contempla en la Ley de Comercio Interior de ámbito nacional, supone "dejar al final la decisión en manos de los ayuntamientos, cuando se trata de decisiones supramunicipales, donde la Junta debería tener mayor protagonismo". Apuntó que con ese silencio administrativo "puede haber alguna concesión de licencias que se pueda 'escapar' por esa figura legal".

No obstante, destacó que se trata de un modelo "que apuesta por cierta planificación y permitirá una ordenación racional del territorio desde el punto de vista del uso comercial; supone un gran avance".

Asimismo, la CECA consideró que a la hora de analizar la instalación de grandes superficies, este análisis y estudio se efectúe sobre "tramas urbanas consolidadas y en zonas donde exista población", ya que, en su opinión, "no se puede plantear una implantación de una superficie comercial sobre una zona que tendrá un desarrollo urbanístico en el futuro".

Sobre la Ley de Ordenación del Comercio Minorista a nivel nacional aprobado el viernes de la semana pasada, Guerrero reconoció que esta norma "lleva un retraso enorme, porque teóricamente debería haberse aprobado a mediados del año pasado pero existió una falta de consenso entre el Gobierno y las comunidades autónomas, que ha provocado un retraso mes a mes, lo cual ha permitido que la mayoría de comunidades con responsabilidades y competencias han avanzado en la transposición de la directiva y en la reforma de sus leyes de comercio, como Andalucía".

LA NORMA ESTATAL, LEY 'PARAGUAS'

Así, tras recordar que el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó antes que el Gobierno nacional la reforma de esa Ley de Comercio, Guerrero consideró que la Ley nacional "nos va a afecta poco porque deja manos libres a las comunidades autónomas para que regulen leyes de comercio interior", de forma que la norma estatal es "un poco 'light', una ley 'paraguas' que refleja la realidad del mapa que tenemos actualmente en España, donde las comunidades tienen el papel protagonista absoluto en materia de competencias de comercio".

De esta forma, este marco legal "permitirá que las comunidades puedan seguir desarrollando sus competencias en materia d comercio interior", según indicó Guerrero, quien resaltó que la Ley andaluza "supone una apuesta importante por analizar la implantación de grandes superficies comerciales adaptándola a los criterios urbanísticos y medioambientales".

Por ello, consideró que la reforma de la Ley de Comercio andaluza "aporta cosas positivas puede aplicar el concepto de 'comercio ciudad' y por primera vez se habla del urbanismo comercial; estamos bastante satisfechos".

"Es una reforma que apuesta por la ordenación del territorio desde el punto de vista comercial a través de diferentes planteamientos urbanísticos de las ciudades, y ese modelo es el lógico y razonable", aseveró Guerrero, quien se mostró partidario de que el urbanismo comercial "ni acabe ni empiece exclusivamente en las grandes superficies".

En ese sentido, destacó la importancia del concepto de 'microurbanismo comercial', por el que el desarrollo del comercio de ciudad "se debe hacer obligando a los ayuntamientos a iniciar en cuestiones como el arreglo de calles, zonas de carga y descarga y trabajar más en la señalética comercial".

Otras noticias

Contenido patrocinado