Buscar

La Audiencia ratifica la pena de tres años y medio de cárcel a un gijonés por mostrar un vídeo sexual con su novia

19/07/2009 - 12:12

La Sección Octava de la Audiencia Provincial con sede en Gijón ha ratificado la sentencia contra un vecino de Gijón, M.P.P., condenado a tres años y medio de prisión por un delito descubrimiento y revelación de secretos, al mostrar a unos amigos un vídeo en el que mantenía relaciones sexuales con la que era en aquel momento su novia sin el consentimiento de ésta, confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas.

GIJÓN, 19 (EUROPA PRESS)

La Sección Octava de la Audiencia Provincial con sede en Gijón ha ratificado la sentencia contra un vecino de Gijón, M.P.P., condenado a tres años y medio de prisión por un delito descubrimiento y revelación de secretos, al mostrar a unos amigos un vídeo en el que mantenía relaciones sexuales con la que era en aquel momento su novia sin el consentimiento de ésta, confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Asimismo, el fallo judicial estipula que el procesado debe indemnizar a la víctima en 2.500 euros, además de que no podrá aproximarse a ella durante un periodo de cuatro años y medio. La Audiencia desestima de esta forma el recurso de apelación presentado por el imputado.

También se ratifica lo decretado por la magistrada de lo Penal número 3 de Gijón, respecto a la absolución del acusado del delito de amenazas y otro de coacciones, al no hallar pruebas suficientes.

Durante el juicio, celebrado el pasado 16 de marzo, la acusación particular puso de manifiesto que el imputado había llegado a cobrar diez euros a algunos amigos por el visionado del vídeo, aunque no quedó demostrado.

Lo que sí declararon algunos testigos es que habían visto el vídeo, ya sea en casa del imputado o porque éste se lo había enviado por correo electrónico. De hecho, uno de sus amigos, el cual le había prestado la cámara de vídeo, reconoció que sólo había visto el vídeo treinta segundos porque "se estaba poniendo tonto".

Según el fallo judicial, acusado y víctima tuvieron una relación sentimental entre febrero y agosto de 2004 y posteriormente entre enero y marzo de 2006. Durante este tiempo, el imputado se grabó manteniendo relaciones sexuales con su novia con su consentimiento, aunque posteriormente lo difundió a terceras personas sin que ella lo supiera.

La mujer se enteró de la difusión del vídeo por mediación de la novia de un amigo del acusado. Como consecuencia, la mujer padece trastorno de adaptación, así como ansiedad y depresión, por lo que tuve que someterse a tratamiento.

Otras noticias

Contenido patrocinado