Buscar

cultura
Muere Verne Troyer, el actor que encarnó a Mini Yo en las películas de Austin Powers

Simoncelli gana a Debón y Bautista recorta diferencias con Aoyama en Alemania

EFE
19/07/2009 - 13:44

Sachsenring (Alemania), 19 jul (EFE).- El italiano Marco Simoncelli (Gilera) se adjudicó la victoria en el Gran Premio de Alemania de 250 c.c. por delante del español Álex Debón (Aprilia), mientras que Álvaro Bautista (Aprilia), tercero, recortó diferencias en el Mundial al doblegar al japonés Hiroshi Aoyama (Honda).

La prueba del cuarto de litro resultó algo controvertida, ya que hubo dos salidas al mostrarse bandera roja tras el primer giro por la presencia de la lluvia.

La primera salida de la carrera del cuarto de litro se produjo con el italiano Marco Simoncelli (Gilera) al frente de la misma, pero tras su rebufo ya estaban todos los favoritos de la misma, su compatriota Mattia Pasini (Aprilia), el japonés Hiroshi Aoyama (Honda) y los españoles Álex Debón (Aprilia), Héctor Barberá (Aprilia) y Álvaro Bautista (Aprilia).

Con el cielo amenazando de lluvia, los principales pilotos tiraron con fuerza para evitar sorpresas.

Por detrás de ellos se produjo, al final de la recta, una multitudinaria caída en la que se vieron involucrados varios pilotos y que acabó siendo el preludio de lo que iba a suceder poco después.

Simoncelli fue el encargado de marcar el ritmo en la vuelta inicial, secundado por sus rivales, pero cuando apenas diez pilotos había completado esa primera vuelta la dirección de carrera decidió mostrar bandera roja al comenzar a llover y hacer muy peligrosa la evolución de los pilotos, que habían montado en sus motos configuración de mojado.

De las 29 vueltas previstas para la prueba de los 250 c.c. se pasó a sólo 19, diez menos, para cumplir con los horarios de televisión y los compromisos de la organización del campeonato con la prueba de MotoGP.

En la segunda salida los protagonistas fueron los neumáticos, puesto que la lluvia no terminó de caer con fuerza y los hubo que buscaron un compromiso intermedio para afrontar la carrera.

El más rápido en esa segunda salida fue Álex Debón, que se llevó tras su estela a Marco Simoncelli, con un grupo detrás de ellos en el que se encontraban, además de Barberá y Bautista, también Héctor Faubel (Honda), que hizo una gran salida, además del suizo Thomas Luthi (Aprilia) y el francés Mike Di Meglio (Aprilia), con Aleix Espargaró (Aprilia) cerrando ese grupo.

Aunque Debón intentó abrir un hueco importante, no lo consiguió y en la sexta vuelta Simoncelli ya estaba tras su rebufo y dos vueltas después le adelantada a final de recta.

Desde ese momento la carrera cambió. Simoncelli mantuvo su ritmo y poco a poco Debón se fue quedando atrás, mientras que tras ellos se produjeron una serie de pelear muy interesantes, puesto que por la tercera plaza lucharon el japonés Hiroshi Aoyama, líder del mundial, y el español Héctor Faubel, que buscaba su mejor resultado de la temporada pegado a él.

Algo más atrás pero luchando por enlazar con ellos estaban otros dos españoles, Héctor Barberá y Álvaro Bautista, que protagonizaron su particular duelo para neutralizar la ventaja de Aoyama y Faubel, aunque con ellos iba otro piloto que podía ser un problema al final de la carrera, el francés Mike di Meglio (Aprilia).

Pasado el ecuador de la carrera los cinco pilotos se agruparon y comenzaron las hostilidades entre todos ellos, aunque en su caso se estaban peleando por la tercera plaza y uno de ellos pronto quedó descartado, el francés Di Meglio, que se fue por los suelos.

Un par de vueltas después pasó lo mismo con Mattia Pasini, lo que dejó sólo a tres pilotos en la lucha por el último peldaño del podio, Aoyama, Bautista y Barberá, los tres primeros en la clasificación provisional del campeonato del mundo.

La última vuelta confirmó a Marco Simoncelli como vencedor de la carrera y Álex Debón pudo aguantar en la segunda plaza, aunque lo hizo de manera muy justa, pues en un ataque final de Álvaro Bautista doblegó a Hiroshi Aoyama en la última vuelta y a punto estuvo de cazar a Debón, pero se tuvo que conformar con la tercera plaza.

Quien no pudo aguantar el ataque del nipón fue Barberá, que se tuvo que conformar con la quinta plaza, con Héctor Faubel y Aleix Espargaró a continuación, lo que representa que hubo cinco pilotos españoles entre los siete primeros.

Axel Pons (Aprilia) se pudo beneficiar de algunas retiradas de contrincantes para ganar posiciones, pero una vez más se quedó a las puertas de conseguir algún punto al finalizar decimosexto.


Otras noticias

Contenido patrocinado