Buscar

Las compañías aéreas comienzan a realizar pruebas de vuelo para mejorar la operatividad del aeropuerto con niebla

19/07/2009 - 14:07

La aerolínea Air Europa ha comenzado a realizar pruebas para comprobar el funcionamiento del sistema de aproximación a pista ILS en su categoría máxima, tal como se acoradó en la reunión que el ente de gestión aeroportuaria AENA acordó con las aerolíneas el pasado 29 de junio en una reunión en Madrid.

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La aerolínea Air Europa ha comenzado a realizar pruebas para comprobar el funcionamiento del sistema de aproximación a pista ILS en su categoría máxima, tal como se acoradó en la reunión que el ente de gestión aeroportuaria AENA acordó con las aerolíneas el pasado 29 de junio en una reunión en Madrid.

Fuentes de Air Europa explicaron a Europa Press que desde principios de este mes sus pilotos están realizando pruebas. Una de estas pruebas consisten en lanzar una falsa baliza en vuelo para simular un aterrizaje a menos altura. Air Europa ha sido una de las compañías más favorables a colaborar con AENA para mejorar la operatividad de la terminal aunque eludieron pronunciarse sobre ello hasta conocer el resultado de las pruebas.

Por su parte, EasyJet confirmó la incorporación de sus técnicos al grupo de trabajo que ha configurado AENA. En cuanto Iberia, la compañía más reticente a operar con el ILS y cuyos vuelos solo aterrizan en Asturias con la categoría más baja del sistema, no ha informado hasta el momento.

El ente de gestión aeroportuaria Aena, las aerolíneas y el Colegio de Pilotos acordaron el pasado 29 de junio redactar conjuntamente un estudio de seguridad una vez realizado pruebas de vuelo con el objeto de validar sus operaciones en la categoría máxima del sistema de aproximación a pista ILS con el fin de que pueda restablecerse definitivamente.

El objetivo es presentar el citado estudio a la Agencia Española de Seguridad Áerea que es la competente para devolver la categoría III al Aeropuerto, que permitirá mejorar su operatividad en condiciones meteorológicas adversas. El aeropuerto opera desde marzo de 2007 en categoría II debido a las oscilaciones que provoca el radioaltímetro en la máxima categoría como consecuencia de la existencia de una vaguada al final de la pista de aterrizaje.

AENA, que sostiene que el sistema en el que se invirtieron cuatro millones de euros funciona correctamente, no ha dado plazos pero el objetivo es que "en breve" pueda estar plenamente operativo. Para ello, es necesario realizar vuelos de prueba en la categoría III y contar con la colaboración de las aerolíneas.


Otras noticias

Contenido patrocinado