Buscar

Ortega presidirá el XXX aniversario de la Revolución sandinista en Nicaragua

AFP
19/07/2009 - 13:49

El presidente izquierdista, Daniel Ortega, presidirá este domingo en Managua los festejos del 30º aniversario del triunfo de la Revolución sandinista (1979-90), que consideran "viva" gracias al apoyo de importantes aliados económicos, como la Venezuela de Hugo Chávez.

El acto se realizará hacia el mediodía en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, de Managua, donde se prevé que el gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) reunirá a miles de seguidores que llegarán de todo el país, en medio de un despliegue de seguridad de 3.000 policías.

Al evento se espera -según fuentes oficiosas- la participación de algunos mandatarios miembros de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), que lidera Hugo Chávez, principal cooperante del segundo gobierno de Ortega desde enero del 2007.

La celebración sandinista recuerda la insurrección popular que dirigió el FSLN y que el 19 de julio de 1979 derrocó el régimen dictatorial de Anastasio Somoza, tras 45 años de opresión. Ortega, de 63 años, encabezó la Revolución que sobrevivió a un conflicto con Washington gracias al apoyo de Cuba, la ex URSS y otros países del desaparecido bloque socialista.

Chávez destinó, por su parte, 457 millones de dólares al gobierno sandinista el año pasado.

Pero el sandinismo del siglo XXI cuenta con numerosos detractores y muchos desertores de sus propias filas. "Hoy los danielistas se reparten el poder... se llenan los bolsillos, mientras la gente sigue sin ninguna oportunidad", denunció una de las ex comandantes guerrilleras, Mónica Baltodano, ahora en la oposición.

Ortega lideró el primer gobierno revolucionario junto a ocho ex comandantes guerrilleros de la Dirección Nacional del FSLN, la mayoría de los cuales se convirtieron -igual que Baltodano- en férreos críticos de su conducción política y no asistirán a los festejos. Entre ellos destacan los comandantes Henry Ruiz, Víctor Tirado y Dora María Téllez, quienes han tildado a Ortega de "autoritario" y acusado de adueñarse del partido sin haber disparado una sola bala contra la guardia durante la insurrección de 1978 y 1979.

Ortega regresó a Nicaragua dos días antes del triunfo revolucionario, procedente de Costa Rica, donde se exilió con su esposa, Rosario Murillo, desde 1974, tras ser liberado de la cárcel por un comandando de ocho guerrilleros, que ahora son discriminados de su entorno por las críticas que emitieron.

En los festejos de este domingo también fue anunciada la presencia de Manuel Zelaya, el presidente derrocado de Honduras tras un golpe de Estado el pasado 28 de junio. Desde su expulsión de Honduras, Zelaya ha visitado varias veces Nicaragua, donde organiza, con el respaldo de Ortega y Chávez, la forma de regresar a recuperar su puesto en caso de que fracase la mediación que promueve Costa Rica con los golpistas, encabezados por el presidente de facto Roberto Micheletti.

A la celebración sandinista también asistirán numerosos líderes de la izquierda latinoamericana, así como la senadora colombiana Piedad Córdoba.

Otros personajes que llenarán la tarima son los tres dirigentes indígenas peruanos Alberto Pizango y los hermanos Saúl y Cervando Puerta Peña, que participaron en junio pasado en las protestas contra el gobierno de Alan García en la Amazonía y se refugiaron en Nicaragua.

Otras noticias

Contenido patrocinado